Actiage

¿Qué es el Método Actiage?

Dr. Tomás Duraj

Discutir la salud humana requiere de una definición. Más allá de considerarla un “estado de completo bienestar físico, mental y social”, una explicación vaga y difícilmente alcanzable, en mi opinión tener salud es sinónimo de libertad.

La salud es el repertorio completo de acciones humanas sin limitaciones, sin dolor, sin enfermedad. Es un bienestar silente, un estado que no necesitamos poner a prueba con cada movimiento de nuestro cuerpo: es poder hacer lo que queremos hacer, sin tener que interrogarnos a cada paso si seremos capaces de hacerlo. Una intersección entre cuerpo y mente en un estado de funcionamiento óptimo, que nos invita a todas las posibilidades de la vida.

Esto no implica que alcanzar la salud, definida así, sea un estado natural otorgado automáticamente por la Naturaleza sin un poco de esfuerzo por nuestra parte.

La ausencia de enfermedad debe nacer de la prevención (por ejemplo, mantener nuestro coche en estado óptimo para resistir todo tipo de condiciones meteorológicas en la carretera), no de soluciones médicas desesperadas cuando ya es demasiado tarde (por ejemplo, confiar en los airbags durante un accidente grave).

Esta realidad médica fue haciéndose más patente durante la segunda mitad de mis estudios de Medicina, contemplando con tristeza un contexto hospitalario donde la prevención ya ha fracasado. Circunstancia que es cada vez más poderosa e irrefutable cuanto más aprendo en mi investigación sobre el cáncer: la necesidad de tratar un cáncer implica haber llegado demasiado tarde.

En este marco, la prevención y el diagnóstico temprano cobran una importancia decisiva, dado que, excepto en casos muy específicos y limitados de éxito de terapias moleculares, el tratamiento del cáncer hoy es el mismo que hace más de cincuenta años.

El Método Actiage surge de estas realidades, con una filosofía de prevención basada en las últimas investigaciones biomédicas, siempre desde la evidencia científica y datos objetivos y reales.

La medicina moderna tiene a su disposición herramientas de manejo de salud impresionantes, pero no siempre dispone de los recursos y del tiempo necesario para aplicarlas correctamente. Hoy la medicina es un coche muy potente conducido sólo en carreteras comarcales.

Es un honor para mí poder haberme unido a esta iniciativa y disponer de la libertad investigadora para diseñar y crear una aproximación a la salud basada exclusivamente en el paciente como individuo, como un organismo biofísico con un fondo genético y epigenético único, así como una conciencia y una personalidad, sueños y miedos, relaciones interpersonales y vida familiar, trabajo y pasatiempos, conductas y emociones.

En definitiva, un ser humano. Cuando abordamos la salud de un ser humano, y no un código diagnóstico del ICD-11 o un promedio estadístico de morbimortalidad, realmente necesitamos practicar una medicina de precisión.
Las plantillas generales y las guías clínicas no son suficientes, y no deberíamos conformarnos con la información limitada que ofrecen; pueden guiar, pero no determinar.

Por ello, el Método Actiage está concebido para una prevención efectiva de las enfermedades a través de:

- Datos objetivos de salud del individuo sobre los que basar las decisiones.

- El tiempo necesario para mantener un diálogo en el que tanto médico como paciente son partícipes con capacidad de decisión.

- Asegurar la comprensión fisiopatológica de las intervenciones planteadas.

Además, a nivel personal, hago especial énfasis en un aspecto muy importante y a menudo olvidado: abordar y discutir las emociones y la fuerza de voluntad del paciente como una parte indispensable del asesoramiento.

La experiencia clínica nos muestra que existe una gran brecha entre “saber lo que tenemos que hacer” y las conductas de nuestro día a día, sujetas a emociones, estrés, cansancio y otros factores psicológicos.

Así pues, siempre buscaremos la aplicación práctica del conocimiento como parte de nuestra rutina diaria: debemos encontrar un motor interno e intransferible para mantener la motivación durante todo el proceso.

Y tú, ¿crees que cumples la definición de salud que hemos propuesto? Si es así, enhorabuena, solo te queda asegurarte que estás dando los pasos adecuados para mantenerla a largo plazo.

Si no, estoy a tu disposición para ayudarte a retomar el camino.

Dr. Tomás Duraj
Director Científico de Actiage

×