Actiage

¿Cómo activar las sirtuinas contra el envejecimiento?

¿Cómo activar las sirtuinas contra el envejecimiento?

Si estás interesado en vivir más tiempo y con una mejora calidad de vida, seguro que has oído hablar de las sirtuinas, pero ¿sabes qué son? ¿Cuáles son sus funciones? ¿Qué alimentos contienen esta enzima? ¿Cómo activarlas para que nos ayuden a retrasar el envejecimiento?

Índice

¿Qué son las sirtuinas?

Las sirtuinas son una clase de enzimas, unas desacetilasas de histona NAD-dependientes (Nicotinamida adenina dinucleótido), que se encuentran a la vez en las células procariotas y las eucariotas.

El nombre proviene de Silent mating type Information Regulation two, el gen responsable de la regulación celular en el interior de las levaduras, e -ina, terminación o sufijo convencional para las proteínas.

Esta enzima ha cobrado mucha importancia en los últimos años ya que se ha descubierto su relación con la investigación sobre el ayuno y la mayor longevidad. Así, las sirtuinas resetean el cuerpo durante el ayuno, reparando los genes dañados y las células enfermas o alteradas. Por eso, las sirtuinas se encuentran a menudo relacionadas con el ayuno intermitente, una de las prácticas que, junto con el ejercicio físico, más pueden ayudar a nuestras células a no envejecer.

El primer paso para comprender cómo pueden ayudarnos las situinas es entender el proceso de envejecimiento.

¿Por qué envejecemos?

El envejecimiento tiene dos definiciones: la primera sostiene que es una enfermedad y la segunda afirma que es un mecanismo normal que asegura la muerte de los organismos para permitir el mejoramiento de las especies y la disponibilidad de territorio y alimento.

Por eso, todos los organismos vivos, desde los más sencillos hasta los más complejos, mueren, aunque la esperanza de vida media puede variar muchísimo de unas especies a otras, incluso dentro de los miembros de una misma especie.

A nivel molecular, se considera que el envejecimiento y la senescencia replicativa son el resultado de la interacción de factores ambientales (modo de vida), intrínsecos (cadena respiratoria, hormonas y respuestas inflamatorias) y replicativos (límite de Hayflick o el número de duplicaciones que puede sufrir una célula eucariota antes de entrar en senescencia).

Todos estos procesos se ven afectados por el estrés ambiental, uno de los factores principales que aceleran los procesos de senescencia replicativa. No obstante, la respuesta a este estrés puede ser positiva, si se controla, como pasa con la hormesis y la restricción calórica, o negativa, acortando la vida y aumentando el riesgo de sufrir determinadas enfermedades. El efecto depende del grado de estrés.

En cuanto a los efectos negativos que veíamos, los efectos nocivos de las ROS (especies reactivas de oxígeno) son contrarrestados mediante la acción antioxidante enzimática y no enzimática. A pesar de la presencia del sistema de defensa antioxidante celular, el daño oxidativo se acumula a lo largo de la vida.

Este daño se produce tanto en nuestro ADN como en las proteínas y lípidos, desempeñando un importante en enfermedades tales como cáncer, ateroesclerosis, artritis y desórdenes neurodegenerativos.

Las modificaciones permanentes en el material genético resultan en daño oxidativo, lo que constituye el primer paso para la mutagénesis, carcinogénesis y envejecimiento. Se han identificado más de cien productos de oxidación del ADN, cuyos daños pueden causar la detención del ciclo celular (arresto celular), errores en la replicación e inestabilidad genómica, procesos asociados con la carcinogénesis.

La teoría de los radicales libres y su relación con envejecimiento propone que el envejecimiento normal resulta de daños al azar en los tejidos como consecuencia del estrés oxidativo causado por las especies reactivas de oxígeno (ROS). Los animales viejos presentan mitocondrias defectuosas y pueden producir altos niveles de ROS en comparación con animales más jóvenes. Estos tejidos acumulan más daño oxidativo en el ADN, lípidos y proteínas, generando las consecuencias antes indicadas.

Esta, en resumen, es la causa del envejecimiento de nuestro organismo. La buena noticia es conocer estos procesos nos permiten intervenir en ellos para retrasar la oxidación y el envejecimiento celular.

¿Cómo pueden las sirtuinas retrasar el envejecimiento?

Ahora que sabemos cómo se produce, a grandes rasgos, el envejecimiento, veamos cómo influyen las sirtuinas en este proceso.

Las sirtuinas (SIRT 1-7, ya que en realidad son 7 diferentes) o deacetilasas de histonas clase III (HDAC) son proteínas deacetilasas/ADP ribosil transferasas que actúan en un amplio rango de procesos en el núcleo, citoplasma y mitocondria en modificaciones post-traduccionales (SIRT 1, 2, 3 y 5) y ADP-ribosilación en el ADN (SIRT 4 y 6).

La familia SIRT regula el desarrollo, metabolismo energético, formación de heterocromatina, segregación cromosómica, diferenciación celular, apoptosis, longevidad y transcripción (por silenciamiento), reparación y recombinación de ADN. También controlan la respuesta al estrés, asegurando que el daño en el ADN no se propague y que las mutaciones no se acumulen.

Entre las sirtuinas, la SIRT1 ha sido la más estudiada. Su función es variada y juega un papel en la homeostasis energética, modificando la transcripción según el estado nutricional.

Aunque la supervivencia al estrés oxidativo depende del grado de estrés, SIRT1 previene la apoptosis (proceso de muerte celular programada) solo cuando los niveles de estrés son moderadamente elevados. Además la SIRT1 tiene efectos supresores de tumores y por lo tanto incrementa indirectamente la longevidad.

En resumen, las SIRT incrementan la estabilidad del genoma al influir sobre procesos tales como reparación, silenciamiento genético y mantenimiento de los telómeros. Por otro lado, las sirtuinas también se activan en respuesta a una elevación moderada de estrés oxidativo impidiendo daño en el genoma y promoviendo procesos de reparación.

¿Cómo podemos mejorar la acción de las sirtuinas?

Para empezar, podemos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en sirtuina como los siguientes:

- Semillas de chía: activan la sirtuina y contienen nutrientes esenciales como la fibra y el ácido fólico.

- Canela: también activa las sirtuinas y contienen polifenoles, compuestos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

- Cacao: el nutriente que activa la sirtuina es la epicatequina, un poderoso tipo de antioxidante que también se encuentra en el té y las uvas. Además, es rico en polifenoles.

- Aceite de oliva: los polifenoles activadores de sirtuina en este caso son el oleuropeína y el hidroxitirosol.

- Kale: aporta una gran cantidad de nutrientes esenciales como calcio, vitaminas C y K, fibra y antioxidantes.

- Vino tinto: contiene resveratrol, un activador natural de las sirtuinas.

Además, algunas farmacéuticas, en ensayos clínicos de fase 2, están trabajando con los llamados "activadores de las sirtuinas”. Su intención es desarrollarlos como fármacos contra enfermedades asociadas al envejecimiento, como la diabetes y otros desórdenes metabólicos, a la vez que puedan prevenir contra muchas otras enfermedades como trastornos cardiovasculares, cáncer, Alzheimer, etc.

La SIRT1 podía ser el nexo entre los genes de la longevidad y los efectos de la restricción calórica. La restricción calórica es otra de las medidas que puede ayudarnos a elevar los niveles de NAD en el hígado de los mamíferos, lo que a su vez estimula la actividad de SIRT1.

"Las sirtuinas son genes de la supervivencia", explica David Sinclair, catedrático del Department of Genetics y co-director del Paul F. Glenn Center for the Biology of Aging en la Harvard Medical School, es el padre de la Teoría de la Información del Envejecimiento. "Evolucionaron para mantener vivos a los organismos en los tiempos adversos. Cuando la comida escasea, SIRT1 se enciende, y creemos que esto es lo que permite a los animales sometidos a una dieta estricta vivir más de lo normal y con una salud mejor de lo normal. Ya sabemos por estudios con ratones que los activadores de SIRT1, o stacs, confieren los mismos beneficios que una dieta hipocalórica".

Mientras llegan los avances farmacológicos, la restricción calórica, el ejercicio físico y los alimentos que activen las sirtuinas pueden ayudarnos a vivir más y mejor.

También te puede interesar

Tratamiento Antienvejecimiento

Echa un vistazo al tratamiento de Antienvejecimiento. Analizamos tu salud con analíticas avanzadas y un sensor metabólico para ayudarte a adquirir los hábitos precisos para vivir más. Si tienes dudas, pulsa en este enlace para tener una consulta de cortesía con el médico.

Ver tratamientoCalculadora de Esperanza de Vida

Ideas clave

  • Las sirtuinas son una clase de enzimas.
  • Esta enzima ha cobrado mucha importancia en los últimos años ya que se ha descubierto su relación con la investigación sobre el ayuno y la mayor longevidad.
  • La familia SIRT regula el desarrollo, metabolismo energético, formación de heterocromatina, segregación cromosómica, diferenciación celular, apoptosis, longevidad y transcripción (por silenciamiento), reparación y recombinación de ADN. También controlan la respuesta al estrés, asegurando que el daño en el ADN no se propague y que las mutaciones no se acumulen.
  • Podemos activar las sirtuinas con una serie de alimentos, mediante la restricción calórica o con ciertos fármacos.

Enfermedades relacionadas

Fuente:

  • Mecanismos celulares en respuesta al estrés: sirtuinas, Nancy Paola Echeverri-Ruíz , Ismena Mockus-Sivickas. Scielo, http://www.scielo.org.co/pdf/rfmun/v58n3/v58n3a07.pdf
  • Saunders LR, Verdin E. Sirtuins: critical regulators at the crossroads between cancer and aging. Oncogene. 2007; 26: 5489-5504.

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×