Actiage

¿Para qué sirve la alfa-GPC colina?

¿Para qué sirve la alfa-GPC colina?

El L-Alfa glicerilfosforilcolina, conocido por siglas como alfa-GPC, es un compuesto de colina que se encuentra de forma natural en el cerebro. Es también un precursor parasimpatomimético de la acetilcolina (un neurotransmisor), por lo que puede tener potencial para el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer y la demencia.

Índice

¿Qué es alfa-GPC?

La alfa-glicerilfosforilcolina (alfa-GPC), a veces llamada alfa-glicerofosfocolina, es un compuesto que contiene colina (molécula precursora de la acetilcolina). Se encuentra en algunos alimentos, suplementos o se produce en el cuerpo.

Se cree que aumenta los niveles de colina y acetilcolina, por lo que parece que puede ayudar a tratar la disfunción cognitiva como la enfermedad de Alzheimer y mejorar la memoria y las habilidades de pensamiento.

Alfa-GPC puede cruzar la barrera hematoencefálica, por lo que ayuda a administrar la colina directamente a las células cerebrales. La barrera hematoencefálica es un área protectora de las células que evita que la mayoría de las sustancias lleguen al cerebro para protegerlo de patógenos y toxinas. Algunos compuestos pueden pasar a través de este filtro para alcanzar y afectar las células cerebrales.

Se piensa que tomar un suplemento de alfa GPC puede aumentar los niveles del neurotransmisor acetilcolina en el cerebro. La acetilcolina participa en la contracción muscular, la salud de los vasos sanguíneos, la frecuencia cardíaca y otras funciones, por lo que puede ofrecer diversos beneficios a nuestra salud.

Beneficios de alfa-GPC para la salud

Alfa-GPC se considera un tipo de nootrópico, es decir, una sustancia que puede mejorar la función cognitiva y el rendimiento mental. Los nootrópicos pueden ser medicamentos o suplementos.

Algunos estudios a corto plazo y en animales han mostrado diversos beneficios de esta sustancia:

1- Enfermedad de Alzheimer y demencia vascular: algunas investigaciones sugieren que la alfa-GPC puede mejorar la función cognitiva, retrasar la progresión del deterioro cognitivo y mejorar los síntomas relacionados con la enfermedad de Alzheimer.

La pérdida de neuronas que utilizan el neurotransmisor acetilcolina es un evento temprano en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, ningún estudio ha examinado si alfa-GPC mejora la cognición en individuos sanos o previene la enfermedad de Alzheimer. En un estudio abierto, los pacientes con deterioro cognitivo leve informaron que el tratamiento con alfa-GPC mejoró ligeramente la cognición durante 90 días, y este efecto pareció ser más pronunciado en pacientes sin APOE4, el factor de riesgo genético para la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, debido a que este no fue un estudio controlado con placebo, la mejora puede deberse a un "efecto de la práctica".

Los estudios preclínicos sugieren que alfa-GPC aumenta los niveles de acetilcolina en el cerebro y puede mejorar la cognición en modelos de deterioro de la memoria o envejecimiento cerebral. En un modelo de envejecimiento acelerado, la alfa-GPC no tuvo ningún efecto sobre los niveles cerebrales de beta-amiloide, un marcador biológico de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, en un modelo de hipertensión, la alfa-GPC redujo la inflamación alrededor de los vasos sanguíneos del cerebro, aunque no preservó la integridad de los vasos sanguíneos del cerebro.

Otro estudio informó que alfa-GPC mejoró la cognición y la función en pacientes con demencia leve a moderada durante seis meses. Sin embargo, los pacientes no estaban tomando medicamentos contra el Alzheimer actualmente aprobados que también aumentan los niveles de acetilcolina en el cerebro.

Otra investigación sugirió que alfa-GPC durante dos años mejoró aún más la cognición y la función en pacientes con enfermedad de Alzheimer de leve a moderada que también estaban tomando un medicamento para la enfermedad de Alzheimer que aumenta los niveles de acetilcolina. Sin embargo, ningún estudio adicional ha confirmado que vale la pena agregar alfa-GPC a los medicamentos aprobados para el Alzheimer o si sería seguro.

Finalmente, una revisión de estudios realizados antes de la aprobación de los medicamentos actuales para el Alzheimer informó que alfa-GPC mejoró la cognición en pacientes con demencia y enfermedad cerebrovascular.

2- Recuperación de accidentes cerebrovasculares: un estudio realizado en animales en 2008 descubrió que la alfa-GPC puede ayudar a reducir el daño celular. Sin embargo, otro estudio de cohorte encontró que las personas que tomaron alfa-GPC pueden tener un mayor riesgo de accidente cerebrovascular.

3- Epilepsia: en un estudio con animales, se descubrió que la alfa-GPC reduce la muerte de las neuronas y apoya la barrera hematoencefálica. Los investigadores creen que el suplemento puede ayudar a mejorar la función cognitiva en personas con epilepsia.

En resumen, se necesitan más estudios a gran escala y en humanos para confirmar estos beneficios.

Aún así, muchos de los beneficios propuestos de alfa GPC probablemente estén relacionados con posibles aumentos en el neurotransmisor acetilcolina.

Se cree que la acetilcolina juega un papel en la memoria y el aprendizaje a través de sus efectos sobre la salud del cerebro. Otra función de la acetilcolina es ayudar a regular la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que puede mejorar el flujo sanguíneo y disminuir la frecuencia cardíaca.

Por lo tanto, estos serían los beneficios de esta sustancia:

- aumentar la memoria y la función cognitiva

- mejorar el flujo de sangre al cerebro

- mejorar las habilidades de pensamiento y las habilidades de aprendizaje

- aumentar el rendimiento muscular y atlético

¿Puede la alfa-GPC ayudarnos a vivir más?

Los niveles de acetilcolina disminuyen a medida que envejecemos, por lo que un suplemento que ayude a aumentar la disponibilidad de acetilcolina almacenada en las neuronas puede mejorar la memoria, el aprendizaje, la atención, y el razonamiento, funciones cognitivas que se ven alteradas al envejecer.

Además, alfa-GPC también se divide en componentes que pueden reparar y mantener las membranas celulares cerebrales, necesarias para el correcto funcionamiento de las neuronas.

Por otra parte, un estudio ha mostrado que tomar alfa-GPC puede aumentar la actividad de la hormona de crecimiento (HGH). Esta hormona estimula el crecimiento, reproducción celular y regeneración en el cuerpo humano.

La alfa-GPC también se utiliza como potenciador de rendimiento deportivo entre deportistas, de forma similar a la cafeína (aunque la alfa-GPC es más potente que ésta), así como para aumentar la secreción de hormona de crecimiento ligada al ejercicio.

Los niveles de HGH comienzan a disminuir entre las edades de 20 – 30 y siguen disminuyendo desde ese momento. Se cree que tanto los niveles demasiado altos como los demasiado bajos de la hormona del crecimiento parecen estar asociados con una longevidad reducida en humanos. De hecho, se considera una de las hormonas de la longevidad.

Tomar alfa-GPC se ha observado que produce un constante aumento en los niveles de HGH solo 60 minutos después de administrar una dosis. Un estudio afirma que este es el resultado de la actividad de catecolaminas estimulada por la acetilcolina en el cerebro. Por lo tanto, el alfa-GPC podría ayudarnos también a vivir más al aumentar los niveles de HGH en el organismo.

¿Cuál es la dosis de alfa-GPC?

No hay una dosis específica recomendada para alfa GPC. La mejor dosis probablemente depende del efecto deseado, la edad, la salud y el historial médico.

En 2012, la FDA declaró que la cantidad de alfa GPC consumida a través de fuentes alimenticias de colina y suplementos generalmente se considera segura en niveles inferiores a 196,2 mg de alfa GPC por día.

Alfa-GPC está disponible como suplemento. Para los ensayos de Alzheimer, los pacientes tomaron 400 mg tres veces al día (1.200 mg en total).

Efectos secundarios de alfa-GPC

Es probable que alfa-GPC sea seguro cuando se usa adecuadamente y en dosis bajas, pero puede provocar efectos secundarios leves como:

- acidez

- dolores de cabeza

- insomnio

- confusión

- erupción o enrojecimiento de la piel

- mareo

Otro efecto secundario potencial de alfa-GPC es que podría aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares. Un estudio de 2021 evaluó los efectos de alfa-GPC en el riesgo de accidente cerebrovascular durante diez años. El estudio encontró que los usuarios de alfa-GPC tenían un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que los no usuarios. También encontraron que las dosis más altas de alfa GPC aumentaban el riesgo de accidente cerebrovascular.

La única interacción farmacológica informada para alfa-GPC es la escopolamina, un fármaco utilizado para el mareo por movimiento.

AgeSwitch Antienvejecimiento

Ideas clave

  • La alfa-glicerilfosforilcolina (alfa-GPC), a veces llamada alfa-glicerofosfocolina, es un compuesto que contiene colina. Se encuentra en algunos alimentos, suplementos o se produce en el cuerpo.
  • Se cree que aumenta los niveles de colina y acetilcolina, por lo que parece que puede ayudar a tratar la disfunción cognitiva como la enfermedad de Alzheimer y mejorar la memoria y las habilidades de pensamiento.
  • Alfa-GPC se considera un tipo de nootrópico, es decir, una sustancia que puede mejorar la función cognitiva y el rendimiento mental. Entre los principales beneficios encontramos tratar el Alzheimer y la demencia vascular, recuperarse de los accidentes cerebrovasculares o tratar la epilepsia. 
  • Los niveles de acetilcolina disminuyen a medida que envejecemos, por lo que un suplemento que ayude a aumentar la disponibilidad de acetilcolina almacenada en las neuronas puede mejorar la memoria, el aprendizaje, la atención, y el razonamiento, funciones cognitivas que se ven alteradas al envejecer.
  • Además, alfa-GPC también se divide en componentes que pueden reparar y mantener las membranas celulares cerebrales, necesarias para el correcto funcionamiento de las neuronas.
  • Por otra parte, un estudio ha mostrado que tomar alfa-GPC puede aumentar la actividad de la hormona de crecimiento (HGH). Esta hormona estimula el crecimiento, reproducción celular y regeneración en el cuerpo humano.
  • No hay una dosis específica recomendada para alfa GPC. La mejor dosis probablemente depende del efecto deseado, la edad, la salud y el historial médico. Para los ensayos de Alzheimer, los pacientes tomaron 400 mg tres veces al día (1.200 mg en total).
  • Es probable que alfa-GPC sea seguro cuando se usa adecuadamente y en dosis bajas, pero puede provocar efectos secundarios leves como acidez, dolor de cabeza, insomnio, confusión...

Enfermedades relacionadas

Fuente:

  • Bellar, D., LeBlanc, N. R., & Campbell, B. (2015). The effect of 6 days of alpha glycerylphosphorylcholine on isometric strength. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 12, 42. doi: 10.1186/s12970-015-0103-x. Retrieved from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4650143/
 
  • Onishchenko LS, Gaikova ON, Yanishevskii SN. Changes at the focus of experimental ischemic stroke treated with neuroprotective agents. Neurosci Behav Physiol. 2008 Jan;38(1):49-54. doi: 10.1007/s11055-008-0007-1. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18097760/
 
  • Defina, P. A., Moser, R. S., Glenn, M., Lichtenstein, J. D., & Fellus, J. (2013). Alzheimer’s disease clinical and research update for health care practitioners. Journal of Aging Research, 2013, 207178. doi: 10.1155/2013/207178. Retrieved from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3776389/
 
  • Lee, G., Choi, S., Chang, J., Choi, D., Son, J. S., Kim, K., et al. (2021). Association of L-α Glycerylphosphorylcholine With Subsequent Stroke Risk After 10 Years. Journal of the American Medical Association Network Open, 4(11), e2136008. doi: 10.1001/jamanetworkopen.2021.36008. Retrieved from https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34817582/
 
  • Hampel H, Mesulam MM, Cuello AC et al. (2019) Revisiting the Cholinergic Hypothesis in Alzheimer's Disease: Emerging Evidence from Translational and Clinical Research. J Prev Alzheimers Dis 6, 2-15. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30569080/
 
  • Gavrilova SI, Kolykhalov IV, Ponomareva EV et al. (2018) [Clinical efficacy and safety of choline alfoscerate in the treatment of late-onset cognitive impairment]. Zh Nevrol Psikhiatr Im S S Korsakova 118, 45-53. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29927403/
 
  • Lopez CM, Govoni S, Battaini F et al. (1991) Effect of a new cognition enhancer, alpha-glycerylphosphorylcholine, on scopolamine-induced amnesia and brain acetylcholine. Pharmacol Biochem Behav 39, 835-840. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1662399/
 
  • De Jesus Moreno Moreno M (2003) Cognitive improvement in mild to moderate Alzheimer's dementia after treatment with the acetylcholine precursor choline alfoscerate: a multicenter, double-blind, randomized, placebo-controlled trial. Clin Ther 25, 178-193. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12637119/
 
  • Matsubara K, Okuda M, Shibata S et al. (2018) The delaying effect of alpha-glycerophosphocholine on senescence, transthyretin deposition, and osteoarthritis in senescence-accelerated mouse prone 8 mice. Biosci Biotechnol Biochem 82, 647-653. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29191088/
 
  • Tayebati SK, Amenta F, Tomassoni D (2015) Cerebrovascular and blood-brain barrier morphology in spontaneously hypertensive rats: effect of treatment with choline alphoscerate. CNS Neurol Disord Drug Targets 14, 421-429. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25714975/
 
  • Amenta F, Carotenuto A, Fasanaro AM et al. (2014) The ASCOMALVA (Association between the Cholinesterase Inhibitor Donepezil and the Cholinergic Precursor Choline Alphoscerate in Alzheimer's Disease) Trial: interim results after two years of treatment. J Alzheimers Dis 42 Suppl 3, S281-288. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24898643/
 
  • Parnetti L, Amenta F, Gallai V (2001) Choline alphoscerate in cognitive decline and in acute cerebrovascular disease: an analysis of published clinical data. Mech Ageing Dev 122, 2041-2055.

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×