Actiage

Beneficios de la lectura en el envejecimiento

Beneficios de la lectura en el envejecimiento

Leer ofrece muchos beneficios para el desarrollo de los niños, por eso es tan importante fomentar la lectura entre los más pequeños de la casa. Además, una vez el gusanillo de la lectura entra en nuestro cuerpo ya no nos abandona y, si continuamos leyendo con frecuencia toda nuestra vida, podremos incluso vivir más.

Índice

Beneficios de la lectura en la tercera edad

La lectura es muy beneficiosa para el desarrollo de los niños y se recomienda leerles incluso cuando están en el útero materno. Así, leer a menudo aumenta su coeficiente intelectual, su capacidad verbal y no verbal, su creatividad, su empatía, su rendimiento escolar… Y, todos aquellos enamorados de los libros estarán de acuerdo en que la lectura te hace mucho más feliz.

Por eso, si te gusta leer, no debes abandonar nunca este hábito ya que no solo es beneficioso para el desarrollo de los niños, sino que es bueno para nuestra salud física, mental y emocional durante toda nuestra vida.

Entre los beneficios que aporta a los adultos encontramos:

1- Expande nuestra mente

El acto de leer involucra más materia cerebral que el procesamiento de información al mirar imágenes o escuchar un discurso, lo que proporciona un entrenamiento cerebral más intenso, ayudándonos a mantener nuestro cerebro activo.

2- Puede ayudar a combatir la enfermedad de Alzheimer

Debido a que la lectura mantiene el cerebro activo, quienes leen tienen menos posibilidades de sufrir un deterioro cognitivo más adelante en la vida. De hecho, un artículo publicado por la Academia Nacional Estadounidense de Ciencias afirma que actividades como resolver rompecabezas, jugar al ajedrez y leer resultan en una disminución del 2.5 % en el riesgo de padecer Alzheimer, en comparación con aquellos que no mantienen la mente activa.

La lectura ofrece una riqueza particular que es exclusiva de esta actividad y trabaja ondas cerebrales complejas.

Además, protege nuestra memoria. A medida que envejecemos, la memoria y la función cerebral tienden a disminuir. Un estudio publicado en Neurology encontró que las personas que leían o hacían otras actividades de estimulación mental tenían una tasa de disminución de la memoria más lenta, en comparación con las que no lo habían hecho. En concreto, estas actividades disminuyen el deterioro mental en un 32%. Al leer, creamos nuevas conexiones neuronales, lo que mejora el proceso de memoria y otras funciones cognitivas.

3- Reduce el estrés y ayuda a dormir mejor

Los estudios muestran que la lectura no solo puede ayudar a reducir el estrés hasta en un 68 %, sino que el hábito de leer antes de irse a la cama puede indicarle al cuerpo que es hora de relajarse y dormir. Sin embargo, se debe leer con buena luz y en papel, ya que la luz azul de las pantallas impide la secreción de melatonina, la hormona del sueño, y puede dificultar el sueño.

4- Previene la soledad

La literatura es un remedio para la soledad. Cuando tenemos en nuestras manos un libro nos olvidamos de que estamos solos y nos sumergimos en la historia, viviéndola en primera persona.

5- Evita preocupaciones

Al mantener nuestra mente ocupada nos evade de otras preocupaciones. A medida que nos hacemos mayores tenemos menos quehaceres diarios y pasamos más tiempo rumiando nuestros problemas, lo que es malo para nuestra salud. Leer nos mantiene ocupados y nos hace estar menos ansiosos y preocupados.

Asimismo, leer reduce nuestro nivel de cortisol, aumentando nuestra sensación de bienestar y felicidad.

¿Puede la lectura ayudarnos a vivir más?

¿Qué te parece un aumento del 23 % en la tasa de supervivencia? Estos fueron los resultados de un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale y publicado en la revista de Ciencias Sociales y Medicina. Se encontró que los adultos que leen libros regularmente viven aproximadamente 2 años más que aquellos que no leen.

Los investigadores analizaron los datos de 3.635 hombres y mujeres estadounidenses de 50 años o más, que formaban parte del Estudio de salud y jubilación y, al inicio del estudio, los participantes proporcionaron un autoinforme sobre sus hábitos de lectura.

Además, hicieron un seguimiento durante un promedio de 12 años, controlando su supervivencia. Los participantes que leían libros hasta 3,5 horas a la semana tuvieron una disminución del 17 % en el riesgo de morir en comparación con los no lectores, en el transcurso de los 12 años de seguimiento. Y para aquellos que leyeron más que eso, los resultados mostraron un 23 % de posibilidades de vivir más tiempo. O su equivalente: una reducción del 20% en el riesgo de mortalidad durante los 12 años siguientes.

La lectura de libros contribuyó a una ventaja de supervivencia significativamente mayor que la observada al leer periódicos o revistas. Los libros involucran más la mente de las personas en comparación con los periódicos y otras formas de lectura en un proceso conocido como "lectura profunda". La lectura profunda lleva al lector a hacer conexiones del material escrito con el mundo exterior y hacer preguntas sobre el contenido.

Un alto nivel de compromiso textual mejora habilidades de vocabulario y pensamiento crítico, las cuales están vinculadas a una mejor supervivencia.

El segundo proceso cognitivo que mejora la lectura es la empatía de los humanos e inteligencia emocional. Este hallazgo habla de la visión de León Tolstoi de cómo la lectura puede cambiar el pensamiento del ser humano y el comportamiento empatizando con las luchas y vidas de los personajes ficticios. Un mayor nivel de empatía y de inteligencia emocional también está vinculado a una mayor supervivencia.

Es decir, la relación entre lectura y longevidad se da por los procesos cognitivos a nivel cerebral que se desarrollan al leer y la conexión emocional que genera con los demás. Es probable que la combinación de estos dos factores conduzca a una mayor longevidad. Muchas personas mayores que viven en comunidades de jubilados pueden beneficiarse de los efectos de unirse a un club de lectura, lo que les hará sentirse menos solos, un predictor de mortalidad.

¿Cuánto debo leer para vivir más?

Si bien el estudio se basa en estadísticas, los investigadores consideraron que los beneficios de la lectura de forma consistente comienzan a mostrarse en edades para las cuales el 20 % de los pares ya fallecieron.

El estudio propone que leyendo un libro solo 30 minutos al día (alrededor de un capítulo más o menos), se puede agregar tiempo significativo a nuestra vida. La lectura es una manera imaginativa de liderar una vida más saludable y mucho más agradable que la alternativa remedios para la salud.

Por otra parte, los libros de ficción son los que ofrecen mayores beneficios para el cerebro en cuanto a la actividad cognitiva, ya que estimula también las áreas dedicadas al lenguaje.

El estudio solo consideró los libros en papel, así que no sabemos si los efectos son iguales para los libros electrónicos.

También te puede interesar

Tratamiento Antienvejecimiento

Echa un vistazo al tratamiento de Antienvejecimiento. Analizamos tu salud con analíticas avanzadas y un sensor metabólico para ayudarte a adquirir los hábitos precisos para vivir más. Si tienes dudas, pulsa en este enlace para tener una consulta de cortesía con el médico.

Ver tratamientoCalculadora de Esperanza de Vida

Ideas clave

  • La lectura es muy beneficiosa para el desarrollo de los niños y se recomienda leerles incluso cuando están en el útero materno. Así, leer a menudo aumenta su coeficiente intelectual, su capacidad verbal y no verbal, su creatividad, su empatía, su rendimiento escolar. Por eso, si te gusta leer, no debes abandonar nunca este hábito ya que no solo es beneficioso para el desarrollo de los niños, sino que es bueno para nuestra salud física, mental y emocional durante toda nuestra vida.
  • Entre los beneficios de la lectura encontramos: expandir nuestra mente, combatir el Alzheimer, reducir el estrés, dormir mejor, prevenir la soledad, evitar preocupaciones.
  • Además, leer nos ayuda a vivir más. Según un estudio, los adultos que leen libros regularmente viven aproximadamente 2 años más que aquellos que no leen.
  • Un alto nivel de compromiso textual mejora habilidades de vocabulario y pensamiento crítico, las cuales están vinculadas a una mejor supervivencia.
  • El segundo proceso cognitivo que mejora la lectura es la empatía de los humanos e inteligencia emocional. Es decir, la relación entre lectura y longevidad se da por los procesos cognitivos a nivel cerebral que se desarrollan al leer y la conexión emocional que genera con los demás.
  • El estudio propone que leyendo un libro solo 30 minutos al día (alrededor de un capítulo más o menos), se puede agregar tiempo significativo a nuestra vida. La lectura es una manera imaginativa de liderar una vida más saludable y mucho más agradable que la alternativa remedios para la salud.

Enfermedades relacionadas

Fuente:

 
  • Patients with Alzheimer's disease have reduced activities in midlife compared with healthy control-group members, Robert P. Friedland, Thomas Fritsch, Kathleen A. Smyth, Elisabeth Koss, Alan J. Lerner, Chien Hsiun Chen, Grace J. Petot, and Sara M. Debanne. March 6, 2001 | 98 (6) 3440-3445 | https://doi.org/10.1073/pnas.061002998

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×