Actiage

La amabilidad retrasa el envejecimiento

La amabilidad retrasa el envejecimiento

Seguro que, si estás buscando información sobre cómo retrasar el envejecimiento y alargar la esperanza de vida, ya sabes lo importante que es cuidar tu alimentación, hacer ejercicio físico regularmente o evitar el estrés… Pero ¿sabías que la amabilidad también retrasa el envejecimiento celular?

Índice

Los telómeros y la edad biológica

Los telómeros son la parte final del ADN de nuestros cromosomas, que ayudan en la replicación del ADN y se acortan con el tiempo. Son secuencias repetitivas de ADN no codificante del cromosoma que protegen de cualquier daño. Cada vez que una célula se divide, los telómeros se acortan. Con el tiempo, los telómeros se vuelven tan cortos que la célula ya no puede dividirse.

Por lo tanto, los telómeros se acortan progresivamente con la división celular (es decir, el envejecimiento), pero también pueden reponerse o alargarse mediante la enzima telomerasa. Esta enzima está formada por un complejo proteína-ácido ribonucleico que se encuentra en células germinales, tejidos fetales y en ciertas células madres poco diferenciadas.

Recientes estudios con esta enzima han demostrado que la introducción de telomerasa en células somáticas produce la regeneración de los telómeros. Es decir, anula el proceso de envejecimiento y muerte celular. Incluso la telomerasa podría ayuda a revertir la atrofia de un tejido debido al paso del tiempo. Por ello, se han empezado muchos estudios con fármacos que incluyen telomerasa para poder retrasar el envejecimiento o tratar ciertas enfermedades como el cáncer.

Mientras esta posibilidad se hace realidad, podemos encontrar telomerasa en algunos alimentos como el té verde, las semillas de chía, la espinaca cruda, la cúrcuma, el aceite de germen de trigo… Por lo que es una muy buena idea incluirlos en tu dieta.

Ser más amable también te ayudará a vivir más

Pero estas no son las únicas maneras de afectar positivamente a la longitud de nuestros telómeros. De acuerdo a una nueva investigación publicada en Psychoneuroendocrinology, la meditación de bondad amorosa tiene un impacto positivo a nivel celular. Este estudio analizó cómo los diferentes tipos de meditación influían en la longitud de los telómeros.

“La edad cronológica y la edad biológica no son iguales ni tienen por qué coincidir. La primera se mide en años desde el nacimiento, mientras que la segunda a menudo se calcula por la longitud de los telómeros, entre otros parámetros”, explicaron los autores del nuevo estudio.

Para su estudio de 12 semanas de duración, los investigadores reclutaron a 176 participantes de entre 35 y 64 años de Durham y el condado de Orange de Carolina del Norte. Todos los participantes informaron tener poca o ninguna experiencia en el campo de la meditación.

Los participantes fueron asignados al azar a un taller de meditación de bondad amorosa de 6 semanas, un taller de meditación de atención plena de 6 semanas o un grupo de control en lista de espera. Para medir la longitud de los telómeros, los investigadores recolectaron muestras de sangre de los participantes al principio y al final del estudio.

Mientras que el taller de meditación de conciencia plena tenía como fin que los participantes aprendieran a cultivar una actitud sin prejuicios y a concentrarse en el momento presente, el objetivo del taller de meditación de bondad amorosa era ayudar a los participantes a cultivar sentimientos cálidos y amistosos hacia los demás.

En general, la longitud de los telómeros, como era previsible ya que es lo normal, tendió a acortarse para todos. "Sin embargo, la práctica diaria de la meditación de la bondad amorosa pareció amortiguar esta reducción", afirmaron los investigadores. Los integrantes del grupo de bondad amorosa "no mostraron un acortamiento significativo de los telómeros con el tiempo".

"Mientras que los participantes en el grupo de atención plena y el de control, en promedio, mostraron un acortamiento de los telómeros con el tiempo, esos cambios fueron menores entre los que participaron en el de meditación de bondad amorosa".

El estudio no es el primero en encontrar una relación entre la meditación y la longitud de los telómeros.

Otra investigación publicada en la revista Cancer en 2014 encontró que los telómeros mantenían su longitud en supervivientes de cáncer de mama que practicaban la meditación de atención plena. Además, un estudio de 2018 publicado en la revista Brain, Behavior, and Immunity encontró que la longitud de los telómeros en realidad aumentó en los participantes que realizaron un retiro de meditación de tres semanas.

Pero esta investigación sí ha sido la primera en comparar la meditación de bondad amorosa y la meditación de atención plena.

Lo que no se sabe con claridad es cómo esta meditación bondadosa ayuda a retrasar el envejecimiento. Los participantes escribieron informes diarios de emociones durante todo el estudio, pero ni las emociones negativas ni las positivas tuvieron relación directa con los cambios en la longitud de los telómeros.

Una posible explicación podría basarse en el hecho de que, cuando hacemos algo bueno por otra persona, segregamos oxitocina, una hormona química que nos hace sentir bien. La oxitocina también reduce los radicales libres, que aumentan el estrés oxidativo que lleva al daño en el ADN. Cuanta más oxitocina liberamos, menos radicales libres quedan sueltos y menos daño a las células. 

Otros beneficios de la amabilidad

1- Reduce la inflamación

La inflamación crónica está relacionada con el desarrollo de enfermedades como el cáncer o la diabetes. En un estudio de 2013, los resultados confirmaron que las personas que solo se preocupaban por sí mismas y por su felicidad tenían perfiles sorprendentemente poco saludables, con niveles relativamente altos de marcadores biológicos que aumentan la inflamación en todo el cuerpo. Y, por el contrario, tenían niveles relativamente bajos de otros marcadores que aumentan la producción de anticuerpos, necesarios para fortalecer el sistema inmunológico y evitar enfermedades. Mientras que aquellos cuya felicidad estaba basada en ayudar a los demás, tenían niveles aumentados de expresión génica productora de anticuerpos y niveles más bajos de la expresión proinflamatoria.

2- Reduce el dolor

Ayudar a los demás también libera endorfinas, además de oxitocina. Las endorfinas son los analgésicos naturales que nos ayudan a disminuir el dolor tanto físico como emocional. De hecho, un curioso estudio de 2016 demostró que la ingesta de paracetamol disminuye la empatía y la compasión, lo que refuerza el vínculo entre amabilidad, dolor y endorfinas. 

3- Reduce el estrés y la ansiedad

Las personas que son amables y ayudan a los demás regularmente tienen casi una cuarta parte de la cantidad de cortisol (la "hormona del estrés") en su organismo que las que solo miran por sí mismas. Y el estrés está vinculado con muchos problemas de salud y el envejecimiento, por lo que reafirma la idea de que ser amables nos ayuda a vivir más, ser más felices y estar más sanos. 

También te puede interesar

Tratamiento Antienvejecimiento

Echa un vistazo al tratamiento de Antienvejecimiento. Analizamos tu salud con analíticas avanzadas y un sensor metabólico para ayudarte a adquirir los hábitos precisos para vivir más. Si tienes dudas, pulsa en este enlace para tener una consulta de cortesía con el médico.

Ver tratamientoCalculadora de Esperanza de Vida

Ideas clave

  • Los telómeros son la parte final del ADN de nuestros cromosomas, que ayudan en la replicación del ADN y se acortan con el tiempo.
  • Pueden reponerse o alargarse mediante la enzima telomerasa. Es decir, anula el proceso de envejecimiento y muerte celular.
  • La meditación de bondad amorosa influye en la longitud de los telómeros.

Enfermedades relacionadas

Fuente:

  • Khoa D. Le Nguyen, Jue Lin, Sara B. Algoe, Mary M. Brantley, Sumi L. Kim, Jeffrey Brantley, Sharon Salzberg, Barbara L. Fredrickson, Loving-kindness meditation slows biological aging in novices: Evidence from a 12-week randomized controlled trial, Psychoneuroendocrinology, Volume 108, 2019, Pages 20-27, https://doi.org/10.1016/j.psyneuen.2019.05.020.
  • Linda E. Carlson,Tara L. Beattie,Janine Giese‐Davis, Peter Faris, Rie Tamagawa, Laura J. Fic, Erin S. Degelman, Michael Speca, Mindfulness‐based cancer recovery and supportive‐expressive therapy maintain telomere length relative to controls in distressed breast cancer survivors. November 2014 https://doi.org/10.1002/cncr.29063https://doi.org/10.1002/cncr.29063
  • Quinn A. Conklin, Brandon G. King, Anthony P. Zanesco, Jue Lin, Anahita B. Hamidi, Jennifer J. Pokorny, María Jesús Álvarez-López, Marta Cosín-Tomás, Colin Huang, Perla Kaliman, Elissa S. Epel, Clifford D. Saron, Insight meditation and telomere biology: The effects of intensive retreat and the moderating role of personality, Brain, Behavior, and Immunity, Volume 70, 2018, Pages 233-245, https://doi.org/10.1016/j.bbi.2018.03.003.

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×