Actiage

La glicina y el antienvejecimiento

La glicina y el antienvejecimiento

La glicina es el aminoácido más pequeño presente en nuestro cuerpo. Varios estudios han demostrado que la glicina puede prolongar la vida útil, por lo que quizá debamos añadirlo a nuestra vida diaria en forma de suplementación.

Índice

¿Qué es la glicina?

La glicina (también denominada glicocola) es el aminoácido más pequeño presente en nuestro cuerpo. Se considera un aminoácido "condicionalmente esencial", lo que significa que, bajo ciertas condiciones, la creación por parte de nuestro cuerpo es limitada. Un déficit leve no es dañino a corto plazo, pero un déficit severo puede provocar escasa respuesta del sistema inmune, bajo crecimiento, metabolismo de nutrientes anormal y otros efectos indeseables para la salud.

Forma parte de las proteínas y es importante en la síntesis de gran número de sustancias como por ejemplo ADN, purinas, sales biliares, creatina, glutatión, colágeno, elastina y porfirinas (necesarias para la síntesis de hemoglobina y mioglobina).

Todas las células tienen la capacidad de sintetizar glicina, aunque el precursor más importante es la serina.

La glicina actúa como neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central, especialmente en la médula espinal, tallo cerebral y retina. Funciona armónicamente con la glutamina, sustancia que juega un papel fundamental en la función cerebral.

Los alimentos ricos en glicina son:

Origen animal: carnes porcinas, bovina y embutidos, aves, pescados, lácteos y huevos.

Origen vegetal: calabaza, guisantes, zanahoria, remolacha, berenjena, boniato, patata, legumbres, semillas, setas, cereales integrales, frutos secos y frutas.

Unos niveles bajos de glicina pueden causar, por ejemplo, desordenes metabólicos, problemas osteoarticulares y artrosis.

Beneficios de la glicina para nuestra salud

La glicina tiene muchos efectos beneficiosos en nuestros cuerpos:

- Mejora la calidad del sueño. Más específicamente, la glicina puede mejorar cómo se sienten las personas después de dormir. Puede mejorar la "fatiga", la "vivacidad y la alegría" y la "claridad mental". La glicina puede calmar la mente y contribuir a un sueño más reparador (estudio).

- Reduce las arrugas. La glicina es el principal aminoácido del colágeno, un componente importante de la piel. Es por eso que a veces se agrega glicina a las cremas para la piel. La ingesta oral de glicina puede mejorar la salud de la piel y reducir la formación de arrugas al aumentar la producción de colágeno.

- Reduce el estrés oxidativo en las personas mayores. La glicina es un componente básico del glutatión, una importante molécula antioxidante y reparadora que producen nuestras células. La suplementación con glicina puede mejorar la producción de glutatión, lo que reduce el estrés oxidativo en las personas mayores.

- Mejora la función muscular. Algunos atletas usan glicina para mejorar la función muscular, la salud de las articulaciones y el tiempo de recuperación (estudio). Asimismo, retarda la degeneración muscular, favorece la liberación de la hormona del crecimiento y mejora el almacenamiento de glucógeno.

- Actúa como neurotransmisor calmante. Es un tranquilizante del sistema nervioso y ayuda a controlar los niveles de amoniaco en el cerebro. Además, contribuye a mantener las funciones motoras.

- Mejora la salud digestiva. La glicina actúa como un antiácido, mantiene la próstata sana, contribuye a la correcta actividad del sistema inmunológico y es un aminoácido útil para reparar tejidos dañados favoreciendo su curación.

- Ayuda a la salud ósea. Favorece la producción de insulina y factor de crecimiento similar a la insulina 1, además de sintetizar colágeno, una proteína importante para la salud ósea, tisular y muscular. Diversos estudios han demostrado que los suplementos de glicina reducen los niveles de pérdida ósea en mujeres posmenopáusicas osteopénicas.

¿Cómo puede la glicina prolongar la vida útil?

Son muchos los estudios que se han hecho sobre el papel de la glicina en la longevidad.

En un estudio, la glicina extendió la vida útil en ratones, especialmente en machos. En este estudio, la extensión de la vida útil fue solo del 2 por ciento en ratones hembras y del 6 por ciento en ratones machos. Un estudio en ratas encontró una extensión de la vida útil del 30 al 40 por ciento. En varios otros organismos, como en las moscas de la fruta y el pequeño gusano C elegans, la glicina extiende la vida útil (estudio).

Los científicos afirman que podrían "revertir el envejecimiento" en las líneas celulares humanas al agregarles glicina. Agregar glicina a los fibroblastos de personas de 97 años restauró su función mitocondrial a niveles mucho más jóvenes. Esta investigación se realizó en placas de Petri. La forma en que se comporta la glicina en el cuerpo humano es más compleja. Sin embargo, una gran cantidad de investigaciones ha demostrado muchos efectos beneficiosos sobre la salud y el envejecimiento de los seres humanos.

Por ejemplo, la glicina tiene efectos epigenéticos, especialmente en las mitocondrias, las plantas de energía de nuestras células.

El epigenoma determina qué genes se activan o desactivan. Las mitocondrias son pequeños compartimentos en nuestra célula que producen energía, pero que también tienen su propio ADN (genes). La glicina puede afectar la expresión genética de estos genes mitocondriales. Las últimas investigaciones postulan una integración evolutiva entre las células nucleadas (sin mitocondrias, altamente proliferativas y sin eficiencia energética) y las mitocondrias (orgánulos con capacidad para fosforilación oxidativa). La regulación de la función mitocondrial es clave para mantener un organismo sano.

Esta podría ser una de las razones por las que la glicina puede prolongar la vida útil.

Una de las formas en que la glicina puede prolongar la vida útil es actuando sobre el sistema de metionina. Este sistema asegura la metilación adecuada de todo tipo de sustancias en nuestras células, incluido nuestro ADN.

La metilación significa poner grupos metilo (pequeños grupos químicos) en sustancias específicas. Muchas moléculas, como nuestro ADN, varios neurotransmisores o proteínas, necesitan estos grupos metilo para funcionar correctamente.

De hecho, la glicina es el único aceptor de grupos metilo y, de ese modo, puede eliminar un exceso de metionina. Demasiada metionina no es saludable: la metionina se convierte en homocisteína, una sustancia que se ha asociado con el envejecimiento acelerado y los trastornos relacionados con el envejecimiento. La glicina puede reducir los niveles de metionina en sangre.

La glicina también es una sustancia que activa los receptores de glicina que inhiben células específicas, como células nerviosas específicas y macrófagos que participan en diversos procesos inflamatorios.

La glicina también puede disminuir el estrés oxidativo y mejorar la disminución de la sensibilidad a la insulina relacionada con el envejecimiento. La glicina también puede disminuir la inflamación (inflamación de bajo grado relacionada con el envejecimiento).

La glicina es una molécula acompañante. Las chaperonas son pequeñas moléculas que se "adhieren" suavemente a las proteínas, rodeándolas y protegiéndolas del daño y evitando que se acumulen. La acumulación de proteínas juega un papel importante en el proceso de envejecimiento.

La glicina puede reducir la glicación y la formación de productos finales de glicación avanzada (AGE) (estudio). La glicación es el proceso por el cual las moléculas de azúcar se adhieren a las proteínas y las unen (pegan) o dañan. La glicación continua de nuestros tejidos es una de las razones por las que envejecemos. La glicación de proteínas en la piel (creando enlaces cruzados de azúcar entre las proteínas de la piel como el colágeno) hace que la piel sea más rígida, contribuyendo a las arrugas y al envejecimiento de la piel. La glicación del colágeno y las proteínas elásticas en la pared de los vasos sanguíneos contribuye a endurecer los vasos sanguíneos.

¿Debemos tomar suplementos para aumentar la glicina?

Para aumentar su absorción de glicina, a menudo se recomienda el consumo de caldo de huesos o piel de pollo o piel de cerdo porque estos alimentos contienen mucha glicina.

Sin embargo, estos alimentos contienen muchos otros aminoácidos y proteínas y son de origen animal.

Se ha descubierto que una ingesta demasiado alta de productos animales, proteínas animales específicas e incluso aminoácidos específicos acelera el envejecimiento, por lo que no recomendamos que aumentes la ingesta de productos animales sin un conocimiento nutricional avanzado que permita alternar patrones dietéticos de crecimiento y autofagia. Podría ser mejor ceñirse solo a la glicina pura en sí.

La glicina es un aminoácido simple abundante en tendones, gelatina y caldo de huesos, alimentos que normalmente no comemos. Nos damos un festín con bistec, pechuga de pollo, chuletas de cerdo, carnes musculares con poca o ninguna glicina.

El caso de la glicina se ha desarrollado gradualmente. Primero, los investigadores señalaron la metionina como el aminoácido "malo" en las proteínas. Los ratones privados de metionina vivieron considerablemente más tiempo. Pero, ¿quién quiere renunciar a los filetes ricos en metionina? Afortunadamente para los carnívoros, descubrieron que agregar glicina a la dieta alta en proteínas de los ratones prolongaba sus vidas entre un 30 y un 40%. En otras palabras, comer glicina anuló los efectos negativos de la metionina.

El exceso de glicina en la dieta podría reducir los niveles de metionina y, por lo tanto, imitar algunos de los beneficios de una dieta baja en metionina. Se ha informado que las dietas suplementadas con glicina producen efectos anticancerígenos y antiinflamatorios en roedores.

Otro estudio de hace unos años demostró que la suplementación con glicina recuperó y mejoró los defectos respiratorios relacionados con la edad en las células humanas. Si la glicina revierte el envejecimiento en los pulmones, tal vez pueda revertirlo en otros lugares.

Los requerimientos de glicina están en torno a 15 mg/kg/día. El cuerpo humano sintetiza unos 2-3 gramos al día y la dieta normal aporta también unos 2-3 gramos.

Se ha visto que una suplementación de unos 10 g/día previene enfermedades degenerativas como la artrosis o la osteoporosis.

La ingesta de dosis convencionales de glicina no produce efectos secundarios, pero no deben superarse dosis superiores a 60 gramos de glicina debido a que produciría alteraciones en el sistema nervioso.

Tampoco se aconseja si se ha padecido una apoplejía ni si se están tomando medicamentos a base de clozapina antipsicótica. Las personas con afecciones hepáticas o renales no deben ingerir grandes cantidades de aminoácidos sin la supervisión de un especialista.

También te puede interesar

Tratamiento Antienvejecimiento

Echa un vistazo al tratamiento de Antienvejecimiento. Analizamos tu salud con analíticas avanzadas y un sensor metabólico para ayudarte a adquirir los hábitos precisos para vivir más. Si tienes dudas, pulsa en este enlace para tener una consulta de cortesía con el médico.

Ver tratamientoCalculadora de Esperanza de Vida

Ideas clave

  • La glicina es el aminoácido más pequeño presente en nuestro cuerpo. Se considera un aminoácido "condicionalmente esencial", lo que significa que, bajo ciertas condiciones, la creación por parte de nuestro cuerpo es limitada. Un déficit leve no es dañino a corto plazo, pero un déficit severo puede provocar escasa respuesta del sistema inmune, bajo crecimiento, metabolismo de nutrientes anormal y otros efectos indeseables para la salud.

  • Forma parte de las proteínas y es importante en la síntesis de gran número de sustancias como por ejemplo ADN, purinas, sales biliares, creatina, glutatión, colágeno, elastina y porfirinas (necesarias para la síntesis de hemoglobina y mioglobina).

  • La glicina tiene muchos efectos beneficiosos para nuestro cuerpo: mejora el sueño, reduce las arrugas, reduce el estrés oxidativo, actúa como neurotransmisor calmante, mejora la salud digestiva y ayuda a la salud ósea.

  • La glicina tiene efectos epigenéticos, especialmente en las mitocondrias, las plantas de energía de nuestras células, lo que puede prolongar la vida útil.

  • Además, la glicina puede prolongar la vida útil es actuando sobre el sistema de metionina. Este sistema asegura la metilación adecuada de todo tipo de sustancias en nuestras células, incluido nuestro ADN.

  • La glicina también puede disminuir el estrés oxidativo y mejorar la disminución de la sensibilidad a la insulina relacionada con el envejecimiento. La glicina también puede disminuir la inflamación (inflamación de bajo grado relacionada con el envejecimiento).

  • La glicina puede reducir la glicación y la formación de productos finales de glicación avanzada (AGE).

  • Los requerimientos de glicina están en torno a 15 mg/kg/día. El cuerpo humano sintetiza unos 2-3 gramos al día y la dieta normal aporta también unos 2-3 gramos. Se ha visto que una suplementación de unos 10 g/día previene enfermedades degenerativas como la artrosis o la osteoporosis.

Fuente:

  • Miller RA, Harrison DE, Astle CM, Bogue MA, Brind J, Fernandez E, Flurkey K, Javors M, Ladiges W, Leeuwenburgh C, Macchiarini F, Nelson J, Ryazanov AG, Snyder J, Stearns TM, Vaughan DE, Strong R. Glycine supplementation extends lifespan of male and female mice. Aging Cell. 2019 Jun;18(3):e12953. doi: 10.1111/acel.12953.
 
  • López-Torres M, Barja G. Lowered methionine ingestion as responsible for the decrease in rodent mitochondrial oxidative stress in protein and dietary restriction possible implications for humans. Biochim Biophys Acta. 2008 Nov;1780(11):1337-47. doi: 10.1016/j.bbagen.2008.01.007.
 
  • Wataru Yamadera, Kentaro Inagawa, Shintaro Chiba, Makoto Bannai, Michio Takahashi, Kazuhiko Nakayama, Glycine ingestion improves subjective sleep quality in human volunteers, correlating with polysomnographic changes, Sleep and Biological Rhythms, https://doi.org/10.1111/j.1479-8425.2007.00262.x
 
  • Koopman, René; Caldow, Marissa K.; Ham, Daniel J.; Lynch, Gordon S. Glycine metabolism in skeletal muscle, Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care: July 2017 - Volume 20 - Issue 4 - p 237-242 doi: 10.1097/MCO.0000000000000383
 
  • Joel Brind, Virginia Malloy, Ines Augie, Nicholas Caliendo, Joseph H Vogelman, Jay A. Zimmerman, Norman Orentreich, Dietary glycine supplementation mimics lifespan extension by dietary methionine restriction in Fisher 344 rats, The Faseb Journal, https://doi.org/10.1096/fasebj.25.1_supplement.528.2
  
  • Hashizume, O., Ohnishi, S., Mito, T. et al. Epigenetic regulation of the nuclear-coded GCAT and SHMT2 genes confers human age-associated mitochondrial respiration defects. Sci Rep 5, 10434 (2015). https://doi.org/10.1038/srep10434
 
  • Bahmani F, Bathaie SZ, Aldavood SJ, Ghahghaei A. Glycine therapy inhibits the progression of cataract in streptozotocin-induced diabetic rats. Mol Vis. 2012;18:439-48. Epub 2012 Feb 11. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22355255/

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×