Actiage

¿Qué es y para qué sirve la L-tirosina?

¿Qué es y para qué sirve la L-tirosina?

La L-tirosina es un aminoácido no esencial que ayuda al cuerpo a producir proteínas, enzimas, neurotransmisores como la dopamina, la adrenalina o la noradrenalina, hormonas tiroideas o melanina. Por eso, en forma de suplementación puede ser útil para ayudarnos en situaciones estresantes o para hacernos sentir mejor.

Índice

¿Qué es la L-tirosina?

La L-tirosina es un aminoácido no esencial, lo que significa que el organismo lo fabrica utilizando otro aminoácido, la fenilalanina.

Se encuentra en muchos alimentos, especialmente en el queso, donde se descubrió por primera vez. De hecho, "tyros" significa "queso" en griego. También se encuentra en el pollo, pavo, pescado, productos lácteos y la mayoría de los demás alimentos ricos en proteínas.

La tirosina se encuentra en todos los tejidos del cuerpo humano y en la mayoría de sus fluidos. Ayuda al cuerpo a construir proteínas y producir enzimas. También ayuda al cuerpo a producir neurotransmisores que ayudan a las células nerviosas a comunicarse. La tirosina es particularmente importante en la producción de:

- Dopamina: la dopamina regula los centros de recompensa y placer. Esta importante sustancia química del cerebro también es importante para la memoria y las habilidades motoras.

- Adrenalina y noradrenalina: estas hormonas son responsables de la respuesta de lucha o huida ante situaciones estresantes. Preparan el cuerpo para "luchar" o "huir" de un ataque o daño percibido.

- Hormonas tiroideas: las hormonas tiroideas son producidas por la glándula tiroides y son las principales responsables de regular el metabolismo.

- Melanina: este pigmento da su color a la piel, el cabello y los ojos. Las personas de piel oscura tienen más melanina en la piel que las personas de piel clara.

También está disponible como suplemento dietético. Se cree que la suplementación con tirosina aumenta los niveles de los neurotransmisores dopamina, adrenalina y norepinefrina. Al aumentar estos neurotransmisores, puede mejorar tu memoria y el rendimiento en situaciones estresantes.

La tirosina también puede ayudar a mejorar la energía y el rendimiento físico, mejorar la flexibilidad cognitiva y otras funciones corporales.

La mayoría de las personas no necesitan tomar L-tirosina porque sus cuerpos tienen un mecanismo para regular el suministro de tirosina. Si no consumes suficiente tirosina de los alimentos, el cuerpo puede producir más. Si consumes demasiado, el cuerpo lo descompondrá y se deshará de él.

Beneficios para la salud de la L-tirosina

Aunque la mayoría de las personas no necesitan tomar L-tirosina, puede ser beneficioso en determinadas circunstancias:

- Tratamiento de la PKU: la fenilcetonuria (PKU) es una afección grave en la que la fenilalanina se acumula en el cuerpo. El principal tratamiento para la PKU es restringir las fuentes dietéticas de fenilalanina. El tratamiento también puede incluir el uso de L-tirosina como suplemento, pero la evidencia es mixta.

En una revisión, los investigadores investigaron los efectos de la suplementación con tirosina junto o en lugar de una dieta restringida en fenilalanina sobre la inteligencia, el crecimiento, el estado nutricional, las tasas de mortalidad y la calidad de vida y no encontraron diferencias entre la suplementación con tirosina y un placebo.

Los investigadores concluyeron que no se pueden hacer recomendaciones sobre si los suplementos de tirosina son efectivos para el tratamiento de la PKU. Sin embargo, las personas afectadas por fenilcetonuria deben consultar con su médico cuál es el protocolo de manejo clínico más adecuado para cada caso.

- Mejorar la alerta mental: el tratamiento con tirosina puede ayudar a desempeñarse en situaciones estresantes, como estar expuestos a condiciones climáticas extremas o que se les pida que realicen ciertas tareas cognitivas. Este estrés puede afectar negativamente al razonamiento, memoria, atención y conocimiento al disminuir los neurotransmisores.

En varios estudios, quienes tomaron tirosina no mostraron los problemas de procesamiento o los déficits de memoria que normalmente ocurrirían en situaciones difíciles. Por ejemplo, en un estudio en 22 mujeres, la tirosina mejoró significativamente la memoria de trabajo durante una tarea mentalmente exigente, en comparación con un placebo. La memoria de trabajo juega un papel importante en la concentración y el seguimiento de instrucciones.

La tirosina también puede ayudar a mantenerse mentalmente alerta tras haber dormido poco. En un estudio, los sujetos se mantuvieron despiertos durante más de 24 horas. Aquellos que tomaron tirosina se desempeñaron mucho mejor en dos tipos de tareas que aquellos que tomaron un placebo. El efecto duró alrededor de tres horas. Es más, dos revisiones concluyeron que la suplementación con tirosina puede revertir el deterioro mental y mejorar la cognición en situaciones a corto plazo, estresantes o mentalmente exigentes (estudio).

- Acción antidepresiva: debido a que la tirosina se convierte en dopamina y norepinefrina, puede desempeñar un papel en el alivio de la depresión. Un análisis de varios estudios encontró que la tirosina podría ser eficaz para tratar la depresión leve a moderada, sobre todo en personas deprimidas con niveles bajos de dopamina, adrenalina o noradrenalina. De hecho, un estudio entre personas con depresión por deficiencia de dopamina señaló que la tirosina proporcionó beneficios clínicamente significativos.

- TDAH: algunos niños y adultos toman tirosina para el TDAH, pero los estudios no han demostrado que ayude, de forma que la evidencia es mixta.

¿Por qué no puedo obtener suficiente L-tirosina de los alimentos?

Los alimentos con mayor contenido de tirosina son la carne de res, cerdo, pollo, pescado y tofu, junto con cantidades ligeramente menores en lácteos y legumbres.

Este aminoácido crítico también se elabora a partir de otros aminoácidos en alimentos como la fenilalanina.

Entonces, ¿por qué algunas personas no pueden obtener suficiente L-tirosina de los alimentos?

El problema es el siguiente: los aminoácidos se unen y se convierten en otras proteínas, lo que hace que la tirosina no siempre esté disponible para producir compuestos como la dopamina ya que puede estar ocupada en otras funciones como el mantenimiento del tejido muscular sano después de realizar ejercicio físico.

Además, cuando se ingieren proteínas, la tirosina se une a otros aminoácidos, lo que significa que es posible que su destino nunca sea convertirse en dopamina.

Como decíamos, el cuerpo usa tirosina para producir otros compuestos, como la melatonina y la coenzima Q10. Dependiendo de las prioridades del cuerpo, es posible que la tirosina dietética nunca llegue a producir dopamina.

Asimismo, el cuerpo necesita mucha vitamina B3, vitamina B6, vitamina C, cobre y hierro para producir tirosina a partir de fenilalanina. El cuerpo también necesita estos nutrientes, así como ácido fólico, para convertir la tirosina en dopamina. Y nuestra dieta puede ser baja en estos nutrientes.

Algunas personas también pueden tener un bajo contenido de enzimas que convierten los aminoácidos en tirosina.

Por eso, en ocasiones es necesario recurrir a los suplementos dietéticos para conseguir la suficiente l-tirosina en nuestro organismo para todas las funciones que tiene.

¿Por qué combinar L-tirosina con L-triptófano?

Es importante equilibrar la L-tirosina con L-triptófano si el objetivo es mejorar nuestro estado de ánimo. Esto se debe a que tomar solo uno puede causar un desequilibrio del otro en el cerebro. Por ejemplo, si tomas triptófano solo, este compite con las enzimas que producen la dopamina.

Por el contrario, si tomas ambos en las proporciones adecuadas, obtendrás un equilibrio de neurotransmisores.

Cuando se suplementa con triptófano, la forma más común de hacerlo es obteniendo 5-hidroxitriptófano (5-HTP).

¿Por qué los medicamentos a veces no ayudan a producir más dopamina?

Hay muchos medicamentos recetados que intentan ayudar a las personas a hacer que su cerebro responda mejor a la dopamina, pero ni todos los medicamentos del mundo pueden compensar una dieta nula o aminoácidos inadecuados. Eso no quiere decir que no haya lugar para la medicina, pero es necesario complementar con una dieta adecuada.

Otra razón por la que los medicamentos pueden no ser suficientes es que el microbioma intestinal está desequilibrado. Es indiscutible que la salud mental está relacionada con la salud intestinal a través del denominado eje intestino-cerebro. Esto se debe a que el intestino es responsable de ayudar al cerebro a producir compuestos críticos.

En el tracto digestivo, tenemos una enzima que ayuda a convertir la tirosina en la dopamina. Si tienes las bacterias intestinales desequilibradas, esta enzima, llamada tirosina hidroxilasa, no se produce en cantidad adecuada.

Un microbioma pobre también obstaculiza la capacidad para producir otras sustancias químicas del estado de ánimo feliz, como la serotonina y el GABA.

La suplementación con tirosina también puede ayudar a mejorar el microbioma.

¿Cómo tomar L-tirosina?

Para empezar, se debe tomar con el estómago vacío para que no compita ni se una a otros aminoácidos de los alimentos.

Las dosis típicas de L-tirosina están entre 500 y 1.000 mg por día y generalmente se equilibran con 50 a 100 mg de 5-HTP.

También es una buena idea tomar L-tirosina con cofactores de nutrientes como ácido fólico y vitamina B6 como P5P.

Parece ser eficaz para preservar el rendimiento mental durante situaciones físicamente estresantes o períodos de privación del sueño se toma en dosis que oscilan entre 100-150 mg por kg de peso corporal. Esto sería de 7 a 10 gramos para una persona de 68,2 kg.

Estas dosis más altas pueden causar molestias gastrointestinales y se pueden dividir en dos dosis separadas, tomadas 30 y 60 minutos antes de un evento estresante.

¿La L-tirosina es segura?

La investigación muestra que los efectos secundarios menores probablemente estén relacionados con la dosis, por eso se debe consultar a un profesional de medicina antes de tomar ningún suplemento dietético.

Las dosis muy altas de L-tirosina están relacionadas con problemas de memoria en los adultos mayores. Algunas personas ocasionalmente también tienen dolor de cabeza, náuseas o irritabilidad, pero generalmente en dosis más altas que las recomendadas.

Si estás tomando medicamentos, especialmente aquellos para la depresión, el TDAH o los medicamentos para el Parkinson, consulta primero con tu médico.

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia no deben tomar L-tirosina. Además, no debes tomarlo si tienes enfermedades de tiroides o migrañas.

AgeSwitch Antienvejecimiento

Ideas clave

  • La L-tirosina es un aminoácido no esencial, lo que significa que el organismo lo fabrica utilizando otro aminoácido, la fenilalanina.
  • Se encuentra en muchos alimentos, especialmente en el queso, donde se descubrió por primera vez.
  • La tirosina se encuentra en todos los tejidos del cuerpo humano y en la mayoría de sus fluidos. Ayuda al cuerpo a construir proteínas y producir enzimas. También ayuda al cuerpo a producir neurotransmisores que ayudan a las células nerviosas a comunicarse, como dopamina, adrenalina y noradrenalina. También ayuda a fabricar hormonas tiroideas y melanina.
  • Se cree que la suplementación con tirosina aumenta los niveles de los neurotransmisores dopamina, adrenalina y norepinefrina. Al aumentar estos neurotransmisores, puede mejorar tu memoria y el rendimiento en situaciones estresantes. La tirosina también puede ayudar a mejorar la energía y el rendimiento físico, mejorar la flexibilidad cognitiva y otras funciones corporales.
  • La suplementación con L-tirosina también se ha estudiado para tratar la fenilcetonuria, mejorar la alerta mental, tratar la depresión o el TDAH.
  • No siempre se puede obtener la suficiente L-tirosina de los alimentos para producir dopamina porque los aminoácidos se unen y se convierten en otras proteínas, lo que hace que la tirosina no siempre esté disponible para producir compuestos como la dopamina ya que puede estar ocupada en otras funciones como el mantenimiento del tejido muscular sano después de realizar ejercicio físico. Dependiendo de las prioridades del cuerpo, es posible que la tirosina dietética nunca llegue a producir dopamina.
  • Es importante equilibrar la L-tirosina con L-triptófano si el objetivo es mejorar nuestro estado de ánimo. Esto se debe a que tomar solo uno puede causar un desequilibrio del otro en el cerebro. Por ejemplo, si tomas triptófano solo, este compite con las enzimas que producen la dopamina.
  • Hay muchos medicamentos recetados que intentan ayudar a las personas a hacer que su cerebro responda mejor a la dopamina, pero ni todos los medicamentos del mundo pueden compensar una dieta nula o aminoácidos inadecuados. Eso no quiere decir que no haya lugar para la medicina, pero es necesario complementar con una dieta adecuada.
  • Las dosis típicas de L-tirosina están entre 500 y 1.000 mg por día y generalmente se equilibran con 50 a 100 mg de 5-HTP.
  • Las dosis muy altas de L-tirosina están relacionadas con problemas de memoria en los adultos mayores. Algunas personas ocasionalmente también tienen dolor de cabeza, náuseas o irritabilidad, pero generalmente en dosis más altas que las recomendadas. Consulta a tu médico antes de tomar ningún suplemento.

Enfermedades relacionadas

Fuente:

  • Steenbergen L, Sellaro R, Hommel B, Colzato LS. Tyrosine promotes cognitive flexibility: evidence from proactive vs. reactive control during task switching performance. Neuropsychologia. 2015 Mar;69:50-5. doi: 10.1016/j.neuropsychologia.2015.01.022.
 
  • Colzato LS, Jongkees BJ, Sellaro R, Hommel B. Working memory reloaded: tyrosine repletes updating in the N-back task. Front Behav Neurosci. 2013;7:200. Published 2013 Dec 16. doi:10.3389/fnbeh.2013.00200
 
  • Neri DF, Wiegmann D, Stanny RR, Shappell SA, McCardie A, McKay DL. The effects of tyrosine on cognitive performance during extended wakefulness. Aviat Space Environ Med. 1995 Apr;66(4):313-9. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/7794222/
 
  • Hase A, Jung SE, aan het Rot M. Behavioral and cognitive effects of tyrosine intake in healthy human adults. Pharmacol Biochem Behav. 2015 Jun;133:1-6. doi: 10.1016/j.pbb.2015.03.008.
 
  • Poustie VJ, Rutherford P. Tyrosine supplementation for phenylketonuria. Cochrane Database Syst Rev. 2000;(2):CD001507. doi: 10.1002/14651858.CD001507. Update in: Cochrane Database Syst Rev. 2010;(8):CD001507.
 
  • Mouret J, Lemoine P, Minuit MP, Robelin N. La L-tyrosine guérit, immédiatement et à long terme, les dépressions dopamino-dépendantes (DDD). Etude clinique et polygraphique [L-tyrosine cures, immediate and long term, dopamine-dependent depressions. Clinical and polygraphic studies]. C R Acad Sci III. 1988;306(3):93-8. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/3126995/

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×