Actiage

¿Para qué sirve el ácido gálico?

¿Para qué sirve el ácido gálico?

El ácido gálico es un polifenol con múltiples propiedades saludables entre las que encontramos antioxidantes, antimicrobianas, anticancerígenas y antivirales. Por eso, es un buen candidato como suplemento para aumentar nuestra esperanza de vida.

Índice

¿Qué es el ácido gálico?

Los polifenoles se dividen en dos grandes grupos: taninos condensados y taninos hidrolizables.

El ácido gálico es un polifenol que pertenece al grupo de taninos hidrolizables, lo que significa que es de fácil obtención porque es una molécula simple, es un anillo fenólico y gracias a la funcionalidad que tienen los grupos hidroxilos en su estructura, le confiere algunas características especiales.

Propiedades del ácido gálico

Gracias a su capacidad antioxidante, el ácido gálico tiene propiedades antimicrobianas, anticancerígenas y antivirales. Se usa como astringente a distancia en los casos de hemorragia interna, también para el tratamiento de la albuminuria y la diabetes y en algunos ungüentos para tratar la psoriasis y las hemorroides externas.

En la industria farmacéutica, sus suplementos están disponibles en forma de cápsulas, ungüentos y extractos de líquidos, utilizados para tratar una gran variedad de dolencias como hemos visto anteriormente. La forma y la dosis dependen de la edad del paciente y la condición que se esté tratando.

Los ésteres del ácido gálico tienen una amplia gama de usos industriales, como antioxidantes en los alimentos, en cosméticos y en la industria farmacéutica. Además, se utiliza como material de base para tintas, colorantes, pinturas y reveladores de color en la industria de la fotografía y manufactura de papel.

Efectos sobre la salud del ácido gálico

- Actividad antimicrobiana

Los estudios de la relación estructura-actividad de los ácidos fenólicos muestran que algunos parámetros, como la estructura química básica, la posición y el número de grupos hidroxilo pueden afectar a su actividad antimicrobiana.

Así, se ha comprobado que el ácido gálico puede inhibir la motilidad, adherencia y formación de biopelículas de Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus, Streptococcus mutans, Chromobacterium violaceum y Listeria monocytogenes, evitando la infección por este tipo de bacterias Gram-negativas o anaerobias que provocan enfermedades de todo tipo.

El ácido gálico también puede ser efectivo para combatir el VIH, el virus del herpes simple o el Haemophilus influenzae A y B.

Por último, el ácido gálico, los galatos de alquilo y las formulaciones de ácido gálico a base de quitosano pueden potenciar la actividad antimicrobiana de otros antibióticos, como eritromicina, gentamicina, norfloxacina, ciprofloxacina, ampicilina, penicilina y oxacilina mediante sinergismo.

- Anticancerígeno

Las células cancerosas alteran las funciones normales de otras células por invasión o metástasis. No importa dónde esté el origen del problema, la calidad de vida en general se ve ensombrecida por el cáncer.

El ácido gálico puede ejercer su efecto citotóxico y antitumoral mediante la modulación del equilibrio antioxidante/prooxidante. Así, esta sustancia presenta características pro-oxidantes en la inducción de apoptosis (destrucción ordenada de células dañadas) de las células de cáncer.

Hay evidencias de que el ácido gálico y los galatos inducen la apoptosis selectiva en celdas de tumores de rápido crecimiento, dejando intactas las células sanas. Además se ha reportado que frena la angiogénesis, induce la detención del ciclo celular, la autofagia y, consecuentemente, la invasión del cáncer y la metástasis.

Asimismo, algunos derivados del ácido gálico pueden reducir el tamaño del tumor y aumentar la tasa de supervivencia en modelos de cáncer in vivo. El ácido gálico regula las proteínas relacionadas con el ciclo celular, como la ciclina A, la ciclina D1 y la ciclina E, y ralentiza la división celular.

Se ha encontrado actividad anticancerígena del ácido gálico en leucemia, cáncer de próstata, pulmón, estómago, páncreas y colon, cáncer de senos, cervical y esofágico.

- Enfermedades gastrointestinales

El ácido gálico protege la capa mucosa del tracto gastrointestinal de úlceras a través de diferentes mecanismos al reducir la secreción de ácido, induciendo la liberación de agentes antioxidantes endógenos y factores defensivos, además de disminuir el estrés oxidativo y la peroxidación lipídica.

El ácido gálico posee propiedades antiinflamatorias significativas e impide la expresión de sustancias químicas inflamatorias como las citoquinas y las histaminas, por lo que protege de enfermedades como la colitis ulcerosa.

Además de la actividad gastroprotectora, el ácido gálico mejora los efectos hepatotóxicos de los agentes xenobióticos al actuar como un compuesto antioxidante que elimina los radicales libres, como ROS, y mejora la capacidad de los sistemas de defensa antioxidante, protegiendo al hígado de los efectos nocivos de los radicales libres que se forman como resultado de diversos procesos metabólicos en el cuerpo.

- Enfermedades cardiovasculares

La isquemia miocárdica se define como una afección causada por un desequilibrio entre el suministro de oxígeno y la demanda del miocardio, cuya principal causa es la aterosclerosis de las arterias coronarias. Para disminuir el riesgo de infarto de miocardio, la isquemia se puede tratar utilizando diferentes métodos quirúrgicos y/o agentes farmacológicos.

El pretratamiento con ácido gálico disminuye las consecuencias oxidativas nocivas del infarto de miocardio, ya sea aumentando la actividad de enzimas antioxidantes y/o por elevación del nivel de agentes antioxidantes no enzimáticos. Todas estas actividades pueden inhibir los efectos perjudiciales de los radicales libres sobre la integridad y función del sistema cardiovascular.

- Enfermedades metabólicas

La obesidad, la diabetes mellitus y la hiperlipidemia son los trastornos metabólicos más prevalentes entre los adultos. La capacidad de almacenar el exceso de energía en los adipocitos y liberarlo en el futuro es vital para la supervivencia. Sin embargo, la susceptibilidad genética, la ingesta excesiva de energía y el estilo de vida sedentario pueden provocar un aumento del almacenamiento adiposo y causar además trastornos metabólicos.

El ácido gálico puede beneficiar a los pacientes con enfermedades metabólicas mediante la activación de la liberación de insulina por las células pancreáticas. El ácido gálico inhibe la hiperglucemia y la hipertrigliceridemia inducidas por la dieta, reduce el tamaño de los adipocitos y protege las células β pancreáticas. Sin embargo, puede no sustituir a los medicamentos para la diabetes, así que siempre hay que consultar con un médico.

- Enfermedades neuropsicológicas

La enfermedad de Alzheimer es un problema neurodegenerativo cognitivo que comúnmente resulta en demencia en personas mayores. En esta enfermedad, la atrofia del cerebro comienza en el lóbulo temporal y se extiende a los lóbulos parietal y frontal.

El efecto protector del ácido gálico sobre las células nerviosas es un tema controvertido ya que los estudios aún no son definitivos. Parece que el ácido gálico disminuye la toxicidad inducida por Aβ en neuronas corticales cultivadas de ratas al inhibir la liberación de Ca2 + desde el retículo endoplásmico hacia el citoplasma o el influjo de Ca2 +, inhibiendo la generación de ROS y la apoptosis. El compuesto restaura el estrés oxidativo cerebeloso y el deterioro cognitivo en ratas al eliminar moléculas de radicales libres como ROS, inhibir la peroxidación de lípidos y estimular la actividad de agentes antioxidantes endógenos.

El ácido gálico también puede revertir la amnesia inducida por escopolamina en ratones, probablemente mediante la inhibición del estrés oxidativo y la disminución de la actividad de la enzima acetilcolinesterasa (AChE) en el cerebro.

- Enfermedades varias

Como hemos dicho, el ácido gálico puede reducir la inflamación a través de diferentes mecanismos, por lo que puede ser eficaz en diversas enfermedades.

El ácido gálico puede neutralizar parcialmente la toxicidad inducida por sustancias en el hígado y el sistema nervioso. Se han demostrado los efectos beneficiosos y protectores del ácido gálico sobre la toxicidad inducida por sustancias o radiación en el tejido conectivo, especialmente en la médula ósea, los sistemas renal, reproductivo y respiratorio. Casi todos los efectos mencionados anteriormente están relacionados con la actividad antioxidante del ácido gálico.

La aplicación tópica de ácido gálico previene la hiperpigmentación y el fotoenvejecimiento de la piel de los ratones inducidos por UV-B mediante la regulación a la baja de genes melanogénicos como la tirosinasa, aumentando la hidratación de la piel y la producción de colágeno y elastina, evitando las arrugas.

En resumen, el ácido gálico posee actividad antifúngica, antibacterial, antiviral, antialérgica, antiinflamatoria, antimutagénica, antihiperlipemiante, antiobesidad e inmunomodulatoria.

¿Puede el ácido gálico protegernos del envejecimiento celular?

El ácido gálico proporciona protección eficiente contra el daño oxidativo causado por especies reactivas encontradas a menudo en sistemas biológicos, tales como los radicales hidroxilo (OH), superóxido (O2) y peroxilo (ROO).

El estrés oxidativo, resultado de una sobreproducción y acumulación de radicales libres, es la principal causa de varias enfermedades degenerativas como el cáncer, la aterosclerosis, las enfermedades cardiovasculares, el envejecimiento y las enfermedades inflamatorias. Los polifenoles forman una clase importante de antioxidantes naturales que tienen innumerables actividades biológicas tales como anticancerosas, antifúngicas, antibacterianas, antivirales, antiulcerosas y anticolesterol. Entre varios polifenoles, el ácido gálico ha surgido como un potente antioxidante y un eficaz agente inductor de la apoptosis, por lo que es eficaz para evitar el envejecimiento celular.

Asimismo, como hemos visto, es eficaz para evitar o tratar diversas enfermedades graves que pueden provocar la muerte prematura, como el cáncer, el infarto de miocardio, la diabetes mellitus, el Alzhéimer… Todo lo cual aumenta su capacidad para protegernos del envejecimiento y aumentar nuestra longevidad.

En el tracto digestivo se absorbe más rápido que la mayoría de los polifenoles. Además, algunos investigadores afirman que el ácido gálico puede ser transportado por niosomas para aumentar su actividad antienvejecimiento. El niosoma es un sistema molecular de liberación controlada de medicamentos en el lugar del organismo que lo requiera.

Por eso, el ácido gálico puede ser un suplemento eficaz para combatir el envejecimiento celular.

¿Dónde se encuentra el ácido gálico?

Está presente en algunos alimentos como la uva, la nuez, la granada, el café, los arándanos, las manzanas, las semillas de lino, las hojas de té, la corteza de roble, las nueces y los berros.

También se encuentra en la miel, el cacao, mango y otras frutas y vegetales, y en algunas bebidas como el vino.

En los tejidos vegetales está en forma de éster o galato. La cantidad en la cual se encuentra depende de estímulos externos, como la cantidad de radiación UV que ha recibido la planta, estrés químico e infecciones microbianas.

Por lo tanto, dadas las propiedades beneficiosas del ácido gálico, se aconseja aumentar el consumo de alimentos ricos en ácido gálico y, en un futuro, además de los usos tradicionales que tiene en la industria farmacéutica, es posible que lo acabemos encontrando como suplemento anti-envejecimiento.

También te puede interesar

Tratamiento Antienvejecimiento

Echa un vistazo al tratamiento de Antienvejecimiento. Analizamos tu salud con analíticas avanzadas y un sensor metabólico para ayudarte a adquirir los hábitos precisos para vivir más. Si tienes dudas, pulsa en este enlace para tener una consulta de cortesía con el médico.

Ver tratamientoCalculadora de Esperanza de Vida

Ideas clave

  • El ácido gálico es un polifenol que pertenece al grupo de taninos hidrolizables, lo que significa que es de fácil obtención porque es una molécula simple.
  • Gracias a su capacidad antioxidante, el ácido gálico tiene propiedades antimicrobianas, anticancerígenas y antivirales.
  • El ácido gálico puede inhibir la motilidad, adherencia y formación de ciertas bacterias como Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus, Streptococcus mutans, Chromobacterium violaceum y Listeria monocytogenes.
  • El ácido gálico puede ejercer su efecto citotóxico y antitumoral mediante la modulación del equilibrio antioxidante/prooxidante. Así, esta sustancia presenta características pro-oxidantes en la inducción de apoptosis (destrucción ordenada de células dañadas) de las células de cáncer.
  • El ácido gálico posee propiedades antiinflamatorias significativas e impide la expresión de sustancias químicas inflamatorias como las citoquinas y las histaminas, por lo que protege de enfermedades como la colitis ulcerosa.
  • El pretratamiento con ácido gálico disminuye las consecuencias oxidativas nocivas del infarto de miocardio, ya sea aumentando la actividad de enzimas antioxidantes y/o por elevación del nivel de agentes antioxidantes no enzimáticos.
  • El ácido gálico puede beneficiar a los pacientes con enfermedades metabólicas mediante la activación de la liberación de insulina por las células pancreáticas.
  • En resumen, el ácido gálico posee actividad antifúngica, antibacterial, antiviral, antialérgica, antiinflamatoria, antimutagénica, antihiperlipemiante, antiobesidad e inmunomodulatoria.
  • El ácido gálico proporciona protección eficiente contra el daño oxidativo causado por especies reactivas encontradas a menudo en sistemas biológicos, tales como los radicales hidroxilo (OH), superóxido (O2) y peroxilo (ROO).
  • El ácido gálico está presente en algunos alimentos como la uva, la nuez, la granada, el café, los arándanos, las manzanas, las semillas de lino, las hojas de té, la corteza de roble, las nueces y los berros.

Enfermedades relacionadas

Fuente:

  • Badhani, B; Sharma, N. and Kakkar, R. (2015). Gallic acid: A versatile antioxidant with promising therapeutic and industrial applications. RSC Advances. DOI:10.1039/C5RA01911G
 
  • Zanwar, Anand A., et al. (2014). Role of Gallic Acid in Cardiovascular Disorders. In Polyphenols in Human Health and Disease. Chapter 80.
 
  • Kahkeshani N, Farzaei F, Fotouhi M, Alavi SS, Bahramsoltani R, Naseri R, Momtaz S, Abbasabadi Z, Rahimi R, Farzaei MH, Bishayee A. Pharmacological effects of gallic acid in health and diseases: A mechanistic review. Iran J Basic Med Sci. 2019 Mar;22(3):225-237. doi: 10.22038/ijbms.2019.32806.7897. PMID: 31156781; PMCID: PMC6528712. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6528712/

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×