Actiage

Obesidad y esperanza de vida

Obesidad y esperanza de vida

La obesidad es una auténtica epidemia en este siglo XXI. No en vano, se estima que en 2030 el 70 % de los adultos tendrá sobrepeso y, de ellos, el 30% serán obesos. Y todos los estudios muestran que la obesidad reduce la esperanza de vida en torno a 10 años. Es decir, un gran porcentaje de personas está en riesgo de morir antes debido a su excesivo peso. Y aún así no nos lo tomamos en serio.

Índice

¿Qué es la obesidad?

La obesidad está definida como una acumulación excesiva de grasa que puede resultar peligrosa para la salud. 

Para definir el sobrepeso y la obesidad se utiliza comúnmente el IMC o índice de masa corporal. Este índice se calcula dividiendo el peso de una persona en Kg entre la altura en metros al cuadrado. Según el resultado, el peso de una persona puede ser:

- Peso normal: IMC entre 18,5 y 24,99.

- Sobrepeso: IMC entre 25 y 29,99.

- Obesidad grado I: IMC entre 20 y 34,99.

- Obesidad grado II: IMC ebtre 35 y 39,99.

- Obesidad grado III u obesidad mórbida: IMC mayor de 40.

Cuanto mayor sea el IMC, mayor será el riesgo de muerte. Esto se debe a que la obesidad es más que peso extra: es una enfermedad compleja que puede afectar a todo el cuerpo.

Es importante también el perímetro abdominal ya que matiza el IMC y alerta sobre el exceso de grasa intraabdominal lo que se asocia con un elevado riesgo cardiovascular. Un perímetro abdominal por encima de 102 cm en hombres y de 88 cm en mujeres indica riesgo elevado.

Riesgos de la obesidad para la salud

La obesidad aumenta el riesgo de desarrollar patologías graves como diabetes tipo 2, dislipemia, hipertensión arterial, cardiopatía isquémica, pancreatitis, cataratas, hígado graso no alcohólico, enfermedad de la vesícula, síndrome de ovario poliquístico, esterilidad, menstruaciones anormales, osteoartritis, gota, apnea del sueño y trastornos articulares. También aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama, endometrio, próstata, colon y recto. Asimismo, provoca problemas de autoestima, relaciones socio laborales y problemas de movilidad.

La obesidad también se asocia con lo que se conoce como síndrome metabólico, especialmente cuando existe la presencia de aumento de grasa (tejido adiposo) en el abdomen. El síndrome metabólico es en realidad un grupo de condiciones que pueden ocurrir juntas, lo que luego aumenta el riesgo de otras condiciones médicas, como el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2 y otras.

A nivel mundial, según las estadísticas de la OMS, el 44% de la diabetes, el 23% de las cardiopatías isquémicas y hasta el 41% de ciertos tipos de cáncer están causados de forma directa por el sobrepeso y la obesidad.

Aunque, como hemos dicho, la obesidad aumenta las tasas de mortalidad de algunos tipos de cáncer, la forma principal en que mata es aumentando el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Y, como decíamos, es un problema cada vez más habitual. Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso.

¿Cómo afecta la obesidad a la esperanza de vida?

Todos los expertos lo tienen claro: la obesidad reduce la esperanza de vida. Algunos autores hablan de 5-7 años con IMC entre 30 y 40 y 10 años con un IMC mayor de 40. Otros hablan incluso de 20 años en los casos de obesidad mórbida.

Por ejemplo, un estudio realizado entre fumadores y no fumadores con sobrepeso encontró que, dentro del grupo de los no fumadores, las personas con sobrepeso vivieron 3,3 años menos en el caso de las mujeres y 3,1 en el caso de los hombres que aquellos que tenían un peso normal. Y en el caso de los fumadores con obesidad, la pérdida fue mayor, de 71 años para las mujeres y 5.8 para los hombres. Y si encima de sobrepeso u obesidad fumaban, la reducción fue igual entre los que tenían sobrepeso y los que tenían un peso normal, pero sí aumentó entre los que tenían obesidad y fumaban pasando a ser de 7,2 años en el caso de las mujeres y 6,7 años en el caso de los hombres. La muerte prematura se observó tanto en el grupo con sobrepeso (4-5%) como en el de obesidad (10-11%), y los datos no cambiaron al excluir a personas con hipertensión arterial o diabetes basal. El índice de masa corporal entre los 30 y los 49 años predijo la mortalidad después de los 50 y los 69 años, incluso después de ajustar el índice de masa corporal entre los 50 y los 69 años.

Otro análisis de la universidad de Oxford concluyó que la obesidad moderada reduce la esperanza de vida en unos 3 años, y que la obesidad severa puede acortar la vida de una persona en 10 años.

Esta investigación reunió datos de 57 estudios de investigación a largo plazo, en su mayoría con sede en Europa o América del Norte. Se siguió a las personas durante un promedio de 10 a 15 años, durante los cuales murieron 100.000. Entre los 900.000 hombres y mujeres del estudio, la mortalidad fue más baja en aquellos que tenían un IMC de 23 a 24.

Otro estudio, dirigido por investigadores del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), encontró que las personas con obesidad de clase III (o extrema) tenían una esperanza de vida mucho menor que las personas con un peso normal. Los 20 estudios que se analizaron incluyeron adultos de los Estados Unidos, Suecia y Australia.

Los investigadores encontraron que tanto el riesgo de morir en general como de hacerlo por las principales causas de enfermedad aumentó continuamente a medida que se incrementaba el IMC dentro del grupo de obesidad de clase III. Los análisis estadísticos de los datos agrupados indicaron que el exceso de muertes en el grupo de obesidad de clase III se debió principalmente a enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes. Los años de vida perdidos variaron de 6,5 años para los participantes con un IMC de 40 a 44,9 a 13,7 años para un IMC de 55 a 59,9.

¿Cómo tratar la obesidad?

La causa principal de la obesidad es el desequilibrio energético entre las calorías que se consumen y se gastan, provocado por dietas altas en grasas y vidas sedentarias. Por lo tanto, el tratamiento fundamental incluye cambios en la alimentación y aumento de la actividad física.

Debido a que muchos factores juegan un papel en la obesidad, el tratamiento debe ser multidisciplinario. El primer paso es la autoevaluación y la realización de modificaciones de comportamiento y estilo de vida. Esto puede ir seguido de un plan de nutrición y ejercicio más estructurado y personalizado.

Respecto a la dieta, se debe optar por alimentos frescos y naturales, reduciendo los azúcares y la cantidad de grasa total (si seguimos una dieta baja en grasas), o carbohidratos totales (si seguimos una dieta baja en carbohidratos). En cuanto a la actividad física, se deben realizar al menos 150 minutos de ejercicio físico adaptado a las condiciones de cada persona.

No obstante, en algunos casos es necesario recurrir a medicamentos o cirugía bariátrica, que ayuda a perder peso y remitir parcial o totalmente las enfermedades asociadas. Este tipo de cirugía está indicada en IMC superiores a 40 (obesidad mórbida) o bien en IMC mayor de 35 con alguna enfermedad asociada. Los agonistas de GLP-1 como la liraglutida van cobrando especial importancia en este campo.

En cuanto a las técnicas quirúrgicas hoy día se emplean mayoritariamente dos, el By-pass gástrico y la gastrectomía vertical o “manga gástrica” (sleeve gastrectomy). Esta última tiene cada día más adeptos ya que es más rápida, no necesita de empalmes, tiene menos complicaciones y parece igual de efectiva.

Las otras dos técnicas empleadas, aunque con menor frecuencia, son el balón gástrico y la plicatura gástrica laparoscópica.

Debido a la creciente prevalencia de la obesidad, la prevención y el tratamiento más eficientes deben convertirse en altas prioridades en salud pública.

Tan solo perder solo del 5 al 10 por ciento del exceso de peso puede generar importantes beneficios para la salud, y nunca es demasiado tarde para comenzar.

También te puede interesar

Tratamiento Obesidad

Echa un vistazo al tratamiento de Obesidad. Te ayudamos a resetear tu sistema metabólico y a perder peso de forma saludable. Si tienes dudas, pulsa en este enlace para tener una consulta de cortesía con el médico.

Ver tratamientoCalculadora de Esperanza de Vida

Ideas clave

  • La obesidad está definida como una acumulación de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Si se tiene en cuenta el IMC, son aquellas personas con más de 30. Es importante también el perímetro abdominal ya que matiza el IMC y alerta sobre el exceso de grasa intraabdominal lo que se asocia con un elevado riesgo cardiovascular. Un perímetro abdominal por encima de 102 cm en hombres y de 88 cm en mujeres indica riesgo elevado.
  • La obesidad aumenta el riesgo de desarrollar patologías graves como diabetes tipo 2, dislipemia, hipertensión arterial, cardiopatía isquémica, pancreatitis, cataratas, hígado graso no alcohólico, enfermedad de la vesícula, síndrome de ovario poliquístico, esterilidad, menstruaciones anormales, osteoartritis, gota, apnea del sueño y trastornos articulares. También aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama, endometrio, próstata, colon y recto. Asimismo, provoca problemas de autoestima, relaciones socio laborales y problemas de movilidad.
  • Todos los expertos lo tienen claro: la obesidad reduce la esperanza de vida. Algunos autores hablan de 5-7 años con IMC entre 30 y 40 y 10 años con un IMC mayor de 40. Otros hablan incluso de 20 años en los casos de obesidad mórbida.
  • Otro análisis de la universidad de Oxford concluyó que la obesidad moderada reduce la esperanza de vida en unos 3 años, y que la obesidad severa puede acortar la vida de una persona en 10 años.
  • La causa principal de la obesidad es el desequilibrio energético entre las calorías que se consumen y se gastan, provocado por dietas altas en grasas y vidas sedentarias. Por lo tanto, el tratamiento fundamental incluye cambios en la alimentación y aumento de la actividad física.
  • No obstante, en algunos casos es necesario recurrir a medicamentos o cirugía bariátrica, que ayuda a perder peso y remitir parcial o totalmente las enfermedades asociadas.

Enfermedades relacionadas

Fuente:

   
  • Peeters A, Barendregt JJ, Willekens F, Mackenbach JP, Al Mamun A, Bonneux L; NEDCOM, the Netherlands Epidemiology and Demography Compression of Morbidity Research Group. Obesity in adulthood and its consequences for life expectancy: a life-table analysis. Ann Intern Med. 2003 Jan 7;138(1):24-32. doi: 10.7326/0003-4819-138-1-200301070-00008.
  

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×