Actiage

Diabetes tipo 2 y longevidad. ¿Afecta esta enfermedad a la esperanza de vida?

Diabetes tipo 2 y longevidad. ¿Afecta esta enfermedad a la esperanza de vida?

Como cualquier otra enfermedad crónica que puede causar serias complicaciones a nuestro organismo, la diabetes tipo 2 reduce la esperanza de vida de las personas que la padecen, pero este impacto se puede minimizar siguiendo una dieta saludable y cuidándose desde el mismo momento del diagnóstico.

Índice

Un concepto extremadamente importante antes de empezar: la diabetes mellitus es una enfermedad “crónica” asumiendo que el paciente no es capaz de introducir cambios importantes en su estilo de vida. Con la información correcta y un poco de voluntad, la diabetes de tipo II es completamente reversible mediante un cambio nutricional sostenido. Si eres capaz de realizar estos cambios, podrás revertir tu diabetes.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes mellitus tipo 2 es un trastorno crónico que afecta a la manera en la cual el cuerpo metaboliza la glucosa.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo resiste los efectos de la insulina, la hormona que regula el movimiento de la glucosa en las células, o bien no produce la insulina suficiente como para mantener niveles normales de glucosa.

Es decir, a diferencia de lo que ocurres en la diabetes mellitus tipo 1, la mayoría de las personas con diabetes tipo 2 sí pueden producir insulina, pero no en las cantidades suficientes que el organismo necesita para su correcto funcionamiento. Normalmente los signos y síntomas de la diabetes de tipo 2 se desarrollan lentamente.

Algunos de los síntomas más comunes son:

- Aumento de la sed

- Necesidad de orinar a menudo

- Aumento del apetito

- Pérdida de peso involuntaria

- Fatiga

- Visión borrosa

- Llagas que tardan en sanar

- Infecciones frecuentes

- Zonas de piel oscurecida, habitualmente en las axilas y el cuello

Causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es más común que la diabetes tipo 1 ya que además de diversos factores genéticos, el sobrepeso, la dieta o la inactividad contribuyen a su aparición. Entre los principales factores de riesgo para desarrollar esta afección encontramos:

- Sobrepeso: cuanto más tejido graso se tenga, más resistentes serán las células a la insulina.

- Vida sedentaria: la actividad física ayuda a controlar el peso, utiliza la glucosa como energía y hace que las células sean más sensibles a la insulina, por lo que la vida sedentaria contribuye a la aparición de la diabetes.

- Antecedentes familiares: el riesgo se incrementa si padre, madre o hermanos tienen diabetes tipo 2.

- Raza o grupo étnico: las personas africanas, hispanas, los indígenas estadounidenses y asiático-americanas corren un mayor riesgo de padecer este tipo de diabetes.

- Edad: el riesgo aumenta con la edad probablemente porque, a medida que se envejece, se hace menos ejercicio, se pierde masa muscular y se aumenta de peso.

- Diabetes gestacional: haber padecido diabetes gestacional en el embarazo aumenta el riesgo de desarrollar prediabetes y diabetes tipo 2.

- Síndrome de ovario poliquístico: puede aumentar también el riesgo de desarrollar diabetes.

¿Afecta la diabetes tipo 2 a la esperanza de vida?

Partamos de la idea de que cualquier enfermedad crónica influye negativamente en nuestra esperanza de vida y salud, ya que implica que el organismo no trabaja correctamente, lo que puede ir dañando otros órganos o funciones.

La diabetes tipo 2, por ejemplo, supone una serie de complicaciones que afectan a la salud y la longevidad:

- Cicatrización lenta. Si no se tratan, los cortes y las ampollas pueden dar lugar a graves infecciones ya que cicatrizan más lentamente.

- Deterioro de la audición. Los problemas de audición son más frecuentes en las personas que padecen diabetes.

- Enfermedades de la piel. La diabetes puede hacer que seas más propenso a tener problemas de la piel, como infecciones bacterianas y de hongos.

- Apnea del sueño. La apnea obstructiva del sueño es común en pacientes con diabetes de tipo 2.

- Enfermedad de Alzheimer. La diabetes de tipo 2 parece aumentar el riesgo de padecer Alzheimer, aunque no se sabe bien por qué. Cuanto más deficiente sea el control del azúcar en la sangre, mayor será el riesgo.

- Presión arterial alta y colesterol alto. Además, si se mantienen los niveles altos de glucosa de manera continuada y no se trata y controla la enfermedad adecuadamente pueden aparecer problemas más graves como enfermedades cardiovasculares, nefropatías, neuropatías, daños oculares, trastornos óseos y de las articulaciones, disfunción sexual, problemas en el aparato digestivo, etc.

Por lo tanto, esta enfermedad afecta gravemente a nuestra esperanza y calidad de vida. Los CDC estimaron que 24,8 personas de cada 100.000 murieron por causas relacionadas con la diabetes en 2016. De hecho, la diabetes es la séptima causa de muerte más común en los EE UU.

¿Cuánto tiempo pueden vivir las personas con diabetes?

Según un informe realizado por Diabetes UK, es probable que la esperanza de vida de una persona con diabetes tipo 2 se reduzca, como resultado de la enfermedad, hasta en 10 años.

Otra investigación canadiense de 2012 calculó los efectos de la diabetes en la esperanza de vida a los 55 años. Descubrieron que la enfermedad provocó una reducción promedio de 6 años en las mujeres y 5 años en los hombres.

El problema muchas veces es que, generalmente, la diabetes tipo 2 se desarrolla más lentamente que la diabetes tipo 1 ya que sus síntomas son más leves y difusos. Eso puede causar que esas personas lleven años son controlar adecuadamente los niveles de glucosa en sangre, lo que puede haberles causado daños a ciertos órganos cuando se detecta y comienza a tratar la enfermedad, apareciendo alguna de las complicaciones que explicábamos más arriba y que, por supuesto, afectan a la esperanza de vida.

En algunos casos, la diabetes solo se puede diagnosticar después de notar los signos de complicaciones diabéticas, lo cual es una situación grave.

Por lo tanto, el impacto depende de varios factores, como qué tan pronto una persona recibe un diagnóstico y tratamiento, y qué tan bien maneja la afección. Está claro que, cuanto más tiempo tiene una persona diabetes, más probabilidades hay de reducir la esperanza de vida.

Otros factores influyentes incluyen la gravedad y progresión de los síntomas, cualquier complicación y cómo responde el cuerpo al tratamiento.

Sin embargo, parece probable que, con un diagnóstico temprano y un tratamiento eficaz, muchas personas puedan esperar vivir tanto tiempo como quienes no tienen diabetes y tener una buena calidad de vida.

¿Cómo aumentar la longevidad si padeces diabetes tipo 2?

Mantener un buen control de la glucosa en sangre es una forma clave de prolongar la vida. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es recibir el diagnóstico adecuado y seguir el tratamiento farmacológico médico al pie de la letra, haciendo los controles periódicos que el especialista en medicina mande para controlar si el fármaco es efectivo o no.

Es muy recomendable disfrutar de un estilo de vida saludable, de una dieta bien equilibrada y actividad regular, con el fin de ayudar a mantener la presión arterial y el colesterol en niveles saludables y promover una buena circulación sanguínea.

Estos son los consejos clave para aumentar tu esperanza de vida y vivir lo mismo que si no tuvieras diabetes tipo 2 (o más):

1. Comer sano: se debe limitar el consumo de alimentos que contienen azúcares simples, como zumos, refrescos y dulces, ya que estos pueden causar picos de azúcar en la sangre. Además, es mejor comer carbohidratos complejos en lugar de simples. Estos se encuentran en cereales integrales y legumbres, por ejemplo. También se debe limitar el consumo de alcohol. Recuerda que la diabetes mellitus es simplemente una “intolerancia” fisiológica a los carbohidratos: si optas por solucionar el problema mediante nutrición y no mediante farmacología, una dieta baja en carbohidratos podría ser adecuada para ti. Una evaluación médica completa es propicia para determinar qué tipo de alimentación puedes seguir, dependiendo de tu grado de resistencia a la insulina.

2. Hacer ejercicio: se deben realizar al menos 150 a 300 minutos de ejercicio aeróbico moderadamente intenso cada semana, como caminar o bailar a paso ligero. También se puede combinar con ejercicio de fuerza/musculación.

3. Bajar de peso: en personas con exceso de peso, perder entre un 5 y un 10 por ciento puede reducir significativamente el impacto de la diabetes. Y si no se tiene sobrepeso, se debe controlar este.

4. Seguimiento y tratamiento de los niveles de azúcar en sangre: el seguimiento de los niveles de azúcar en sangre niveles permite identificar picos y luego abordar la causa. Además, los medicamentos como la metformina pueden ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, pero solo si se toma según las prescripciones del médico. Un medidor continuo de glucosa prescrito por tu médico puede ayudarte a evaluar todos estos cambios, aunque requiere un estudio en profundidad.

5. Manejo de los riesgos cardiovasculares: muchas afecciones de salud pueden aumentar los efectos de la diabetes, como enfermedades renales y cardíacas, presión arterial alta y colesterol alto. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte entre las personas con diabetes. Para las personas con aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, las pautas de 2018 recomiendan que los médicos receten medicamentos para estos problemas como parte de un plan general de tratamiento de la diabetes. Un control de todos los factores de riesgo es fundamental.

6. Prevención de infecciones: las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones, como gripe, neumonía e infecciones del tracto urinario. Una infección que es relativamente menor en una persona sin diabetes puede poner en peligro la vida de una persona con la enfermedad. Además, las heridas de la piel pueden tardar más en sanar y, si se ulceran, es posible que sea necesario amputarlas. Por eso, hay que tener cuidado con las heridas e infecciones.

Para prevenir estas complicaciones se aconseja practicar una buena higiene, incluido el lavado de manos; vacunarse de la gripe y otras enfermedades; revisar los pies y el resto del cuerpo con regularidad para detectar heridas que puedan necesitar atención.

7. Reducir el estrés: el estrés estimula la liberación de hormonas que pueden elevar el azúcar en sangre e interferir con la regulación de la insulina. El yoga, la meditación y hablar con un profesional o consejero de salud mental pueden ayudar a combatir el estrés.

8. No fumar y descansar lo adecuado.

9. Saber más sobre la diabetes: aprender a controlar la diabetes puede mejorar la calidad de vida de una persona y reducir el riesgo de complicaciones. Un metanálisis (estudio) de 2016 que incluyó datos de más de 13.000 personas encontró que aquellos que participaron en planes de autocontrol de la diabetes parecían tener una esperanza de vida más larga que aquellos que no lo hicieron. Ampliar tu propio conocimiento sobre la enfermedad es, en nuestra opinión, la mejor herramienta de controlarla y revertirla. Consultar fuentes de información fiables y, ante todo, adecuadas a tu situación personal, es la clave.

También te puede interesar

Tratamiento Diabetes tipo 2

Echa un vistazo al tratamiento de Diabetes tipo 2. Te ayudamos a revertir o mitigar la enfermedad reseteando tu sistema metabólico y adquiriendo hábitos de vida personalizados. Si tienes dudas, pulsa en este enlace para tener una consulta de cortesía con el médico.

Ver tratamientoPide tu Cita de Cortesía

Ideas clave

  • Con la información correcta y un poco de voluntad, la diabetes de tipo II es completamente reversible mediante un cambio nutricional sostenido.
  • La diabetes mellitus tipo 2 es un trastorno crónico que afecta a la manera en la cual el cuerpo metaboliza la glucosa.
  • La diabetes tipo 2 es más común que la diabetes tipo 1 ya que además de diversos factores genéticos, el sobrepeso, la dieta o la inactividad contribuyen a su aparición.
  • La diabetes tipo 2 supone una serie de complicaciones que afectan a la salud y la longevidad, como cicatrización lenta, deterioro de la audición, enfermedades de la piel, apnea del sueño, Alzheimer, presión alta...
  • Según un informe realizado por Diabetes UK, es probable que la esperanza de vida de una persona con diabetes tipo 2 se reduzca, como resultado de la enfermedad, hasta en 10 años.
  • Es muy recomendable disfrutar de un estilo de vida saludable, de una dieta bien equilibrada y actividad regular, con el fin de ayudar a mantener la presión arterial y el colesterol en niveles saludables y promover una buena circulación sanguínea.

Enfermedades relacionadas

Fuente:

   
  • Loukine, L., Waters, C., Choi, B.C. et al. Impact of diabetes mellitus on life expectancy and health-adjusted life expectancy in Canada. Popul Health Metrics 10, 7 (2012). https://doi.org/10.1186/1478-7954-10-7
 
  • He, X., Li, J., Wang, B. et al. Diabetes self-management education reduces risk of all-cause mortality in type 2 diabetes patients: a systematic review and meta-analysis. Endocrine 55, 712–731 (2017). https://doi.org/10.1007/s12020-016-1168-2

Redacción: Irene García

Supervisión editorial: Tomás Duraj

ActiAge es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

También te puede interesar

×